Frontera: trabajan por la comunidad y sufren la delincuencia

Local 23 de junio de 2018
Esta semana, el Centro de Salud Victorino Francucci de Frontera padeció su séptimo robo en el último tiempo, tres en la última semana. Las enfermeras que realizan atención primaria de la salud se sienten indefensas.
IMG_5230 - copia
Con este ya suman siete los robos en los últimos días, según afirmaron.

Las enfermeras del Centro de Salud Victorino Francucci, ubicado sobre Calle 54 al 200 en la vecina localidad de Frontera, no salen de su desazón. Esta semana sufrieron tres robos, según contaron, oportunidad en que les llevaron un caloventor, una caja de elementos médicos, un nebulizador con sus mascarillas, dos pavas eléctricas, trece cajas de leche, copas y medicación varia de una cocina y de un consultorio a los que ingresaron tras romper las rejas de las ventanas de la cocina y del consultorio que dan al patio. Con este ya suman siete los robos en los últimos días, según afirmaron.

Algunos de estos elementos fueron recuperados poco después por la Policía, aunque de otros nunca más se supo nada y debieron ser repuestos para poder seguir trabajando.

IMG_5232 - copia
Rita Carballo y Carina Oliva ya no saben qué “sorpresa” pueden encontrarse cada mañana.

Angustia

Carina Oliva, una de las dos enfermeras que trabaja en el turno mañana, manifestó sentir “angustia” y “dolor”. “Nosotros hacemos un servicio para la comunidad y llegar y encontrar esto te da impotencia”, dijo.

A pesar de ello y de explicar cómo los robos afectan la atención a los pacientes, comentó que la gente se solidariza con ellos.

“Lo poco que nos puedan llevar siempre afecta en la atención. Por ejemplo la leche que nos robaron pertenece al Programa Materno Infantil que entrega leche a las embarazadas y a niños de seis meses a dos años. Que nos falten esas cajas resiente la entrega, porque nos mandan leche para la cantidad de niños que tenemos en control”, agregó Rita Carballo, otra de las enfermeras.

IMG_5226

Y contó que por ese motivo hay días en que ya no tienen leche. “Vamos a ver si otro Centro de Salud nos presta hasta que nos llegue la nueva partida. Lo mínimo que se lleven afecta no solo a los pacientes sino también a nosotras, a nuestro estado de ánimo. Nos sentimos solas, nos sentimos indefensas. Ya la sexta vez que entran, no tenemos protección”, se lamentó Carballo.

Y agregó: “Las venden en el mismo barrio. Creo que ofrecían el nebulizador en 100 pesos. Un nebulizador es caro y para nosotras es importante porque se utiliza en la atención primaria del Centro de Salud”.

IMG_5223

Según explicaron, el nebulizador en época invernal se usa todos los días.

Respuesta

Fabio Milanesio, secretario de Salud de Frontera, explicó que a partir de haber tomado conocimiento de los robos, de los que aseguró fueron cuatro (dos al Centro de Salud y dos al salón de usos múltiples contiguo), dialogaron con la Policía para reforzar el patrullaje en la zona así como iniciaron gestiones ante la Provincia para mejorar la seguridad.

IMG_5216
Asimismo mencionó que el municipio colaboró con los materiales y la mano de obra para reponer la reja rota en cada oportunidad que fue requerido así como también para levantar el tapial del patio, por donde aparentemente ingresaron los ladrones, con tres hiladas de ladrillos. También, con la anulación de la puerta que comunica ese patio con el salón de usos múltiples. Por último, anunció que se decidió de manera conjunta entre el Centro de Salud y el municipio, y con la autorización del director del Samco de Frontera, anular la ventana de la cocina.

Alarma

Por otra parte, este medio pudo saber extraoficialmente que el nodo de salud de Rafaela estaría gestionando la colocación de alarmas en el lugar con monitoreo a partir de un sistema de videovigilancia.

Servicios

El Centro de Salud Victorino Francucci trabaja en dos turnos: por la mañana hay dos enfermeras y por la tarde, una. El lugar brinda servicios en pediatría, psicología y medicina generalista.

Contra la inseguridad

 A modo de protección, cada ventana tiene rejas. Desde hace un tiempo comenzaron también a cerrar con llave las puertas interiores. “Por ahora hacemos eso porque no tenemos otra”, contó Carballo

La mujer explicó que probablemente la próxima semana sean recibidas por el municipio.

centro de salud francucci frontera (2)

“La peor maldad”

Ana María Soria es una vecina del lugar que se manifestó sorprendida con la ola de robos en el Centro de Salud. “Nos llama la atención de que le vuelvan a robar al dispensario. Nosotros cuando sentimos ruido salimos afuera pero esta vez no salimos”, explicó.

Y comentó: “Yo sé que el dispensario es de todos, del barrio. Mis hijos, mis nietos van todos al dispensario. Para mí la peor maldad que pueden hacer es ir a robar al dispensario”.

“Es algo cruel, malo lo que hacen porque pienso que los que vienen a robar han pasado por el dispensario”, lamentó, y destacó que el lugar recibe a vecinos de distintos sectores de la ciudad así como de los barrios Acapulco de Josefina y San Cayetano de San Francisco.

Te puede interesar

Te puede interesar