Murió Koko, la gorila capaz de “hablar” con las personas

Mascotas 22 de junio de 2018
Tenía 46 años y se comunicaba a través del lenguaje de señas.
20180621234717_33224672_0_body
La gorila murió en su refugio protegido en las montañas de Santa Cruz, en California, Estados Unidos.

Koko, la gorila que era capaz de comunicarse a través del lenguaje de señas, murió esta semana a los 46 años en su refugio protegido en las montañas de Santa Cruz, en California, Estados Unidos.

“Koko llegó a millones de personas como embajadora de todos los gorilas y un icono de comunicación y empatía entre especies. Ella fue amada y será profundamente extrañada”, dijo en un comunicado la Fundación Gorila, dedicada a la protección de esta especie y responsable de la seguridad del animal.

Koko, que había nacido en el zoológico de San Francisco el 4 de julio de 1971, tenía un “extraordinario dominio del lenguaje de señas y principal embajadora de su especie en peligro de extinción”.

“Su impacto ha sido profundo y lo que ella nos enseñó acerca de la capacidad emocional de los gorilas y sus habilidades cognitivas continuará cambiando el mundo”, agregó la fundación.

Desde corta edad, Koko impresionó por su capacidad para aprender el lenguaje de señas y comunicarse con los humanos a través de él.

La investigadora Francine “Penny” Patterson junto con la experta en lenguaje de señas June Monroe trabajaron con KoKo, que rápidamente aprendió el lenguaje y se comunicaba con ellas.

Así, por ejemplo la gorila informaba a los visitantes del zoológico -a través del lenguaje para sordos- que no le dieran alimentos.



Igualmente icónica fue la foto que se tomó ella misma frente a un espejo para la portada de “National Geographic” cuando la revista publicó una reseña sobre el animal en 1978.

Koko enseñó mucho a los humanos sobre la capacidad afectiva de los gorilas reaccionando con sensibilidad a distintos momentos en la vida.

Fuente: Vía País

Te puede interesar

Te puede interesar