“Es una vocación, siempre me gustó", dijo uno de los aspirantes a soldado del Ejército

Sociedad 15 de mayo de 2018
Decenas de aspirantes se presentaron, este martes en el Superdomo, con el fin de anotarse en las filas del Ejército Argentino. Llenaron una planilla y ahora deberán realizarse estudios psicofísicos para seguir adelante.
Reclutamiento Ejército (4)
Pablo (izquierda) y Agustín fueron algunos de los primeros jóvenes en llegar al Superdomo.

Decenas de aspirantes se presentaron, este martes en el Superdomo, con el fin de anotarse como soldados voluntarios en las filas del Ejército Argentino.

Fue en el marco de la convocatoria que realizaron representantes del Ejército Argentino – Grupo de Artillería Paracaidista 4 -, por intermedio de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de San Francisco. 

Pablo Sequeira (21), de Frontera, fue uno de los chicos interesados en la convocatoria. “Vine por voluntad, quise venir a aprender un poco cómo es el servicio militar. Hace de los 13 o 14 años que quiero estudiar, vine porque me gusta”, comentó.

Y agregó no tener demasiados conocimientos acerca de lo que significa incorporarse al Ejército: “No sé nada, no tengo ni idea, así que bueno, vengo a aprender, a que me expliquen un poco qué puedo aprender”

El joven contó que heredó la "pasión por la Patria" de su familia. “A mí siempre me gustó, me decían ‘este chico está loco’ pero está en mí”, dijo.

Reclutamiento Ejército (4)
Pablo (izquierda) y Agustín fueron de los primeros en llegar.

Por su parte Agustín Sepertino (18), de Brinkmann, manifestó que espera poder ingresar y poder aprender. “Es una vocación, siempre me gustó, sólo que antes no tenía la edad y ahora que se me presentó la oportunidad la voy a aprovechar”.

Sepertino dijo que cuenta con el apoyo de sus padres y de sus amigos, pero que de todos al que más le “llama la atención” el Ejército es a él.

"Aprendpes un montón, mucha disciplina, entrenamiento, me gusta", cerró.

Seguir avanzando

Mayra Vallejos (18) fue otra de las aspirantes. "Hace mucho quería anotarme. En mi familia somos patriotas y yo siempre quise estudiar. Mi familia lo tomó bien. Quiero seguir avanzando. Lo hago por la Patria y porque es un buen futuro. Tengo familiares dentro, una prima en la armada y un primo en el ejército. Quiero seguir estudiando y subir de rango. Siempre dije que iba a estudiar para la Fuerza Aérea y se me presentó ahora, se me adelantó", expresó.

Reclutamiento Ejército (3)

Mayra fue otra de las aspirantes. 


Camila Vera (19) llegó de Devoto, acompañada por su prima Yamila Segovia (21) de la misma localidad, a quien convenció para que también se anotara.

"Me anoté porque realmente me parece interesante, es algo que me gusta, yo tengo la esperanza de poder entrar a algún tipo de fuerza. Todavía estoy terminando el secundario pero como es el último año me gustaría ver si tengo suerte. De los requisitos que nos dieron yo cumplo con varios y no tengo antecedentes", dijo la joven.

Reclutamiento Ejército (10)

Yamila (izquierda) y Camila llegaron desde Devoto. 

Acto seguido contó: "Vine con mi prima que me acompañó. La impulsé para que venga a anotarse. Es voluntario, suponiendo que entrás y no te cuadra cómo es, tenés la posibilidad de retirarte. Lo bueno es que se suman las mujeres, y es algo lindo porque a las mujeres también les suele gustar este tipo de cosas. Tiene mucho de ejercitación, es algo serio, te suma mucha responsabilidad, mucho del físico, el perfil de una persona mucho más seria ante determinadas cosas. A mí me llama mucho la atención y me gustaría poder tener la posibilidad de ingresar".

Sobre cómo tomaría mudarse de localidad, manifestó: "Creo que me costaría porque vivo en Devoto y Córdoba me queda lejos. Además tendría que pasar de estar en la libertad de mi casa a estar interna y estar lejos, pero me gusta porque es un pensamiento que yo ya tengo, yo asumo que va a ser así porque en cualquier fuerza que entre, ya sea Policía, o la Fuerza Aérea me afectaría. Pero si a uno le gusta tiene que asumir ciertos riesgos".

En cuanto a lo que piensa de que se acepten mujeres, comentó: "En su tiempo éramos como el sexo débil. No se incorporaba tanto a la mujer en estos temas pero ahora parece que fluye más. Nos dijeron que somos un soldado más y a mí me gustó, está bueno que nos den la posibilidad de hacer algo. Conozco muchas chicas que hoy en día quieren ser militar, que quieren estar en la Fuerza Aérea y está bueno que se dé la posibilidad y que no se discrimine".

"Yo cuando vi que era voluntario no pensé en un sueldo, supuse que no había pero no me cambia en nada, si lo hago empezaría por el gusto. Por otro lado es bueno tener un sueldo porque estás dedicando tu tiempo, tu cuerpo, estás dejando a tu familia para venir a un lugar. Sería como un impulso, una ayuda", concluyó y destacó el apoyo de su familia.

Por su parte su prima comentó que cuando se enteró del reclutamiento enseguida pensó en Camila. "Me acordé de ella que es la fanática, me muestra videos, y bueno, la vine a acompañar y creo que voy a terminar inscripta con ella. Me va a costar porque soy más apegada, me gusta el pueblo, el campo, pero si tengo que ir lo haré con gusto".

Te puede interesar

Te puede interesar