“Una vez que esto se termine voy a conseguir la paz que mi familia y yo necesitamos”

Sociedad 12 de mayo de 2018
Guadalupe Amantini (21) denunció a su padre por abusos sexuales en su infancia. El pasado jueves contó su calvario a través de una fuerte carta que publicó en las redes sociales, donde recibió numerosas muestras de apoyo de familiares y amigos. "Ya no quiero ni puedo callarme más", dijo.
Guadalupe Amantini
La joven afirmó que ya no tiene miedo y destacó el apoyo incondicional de su familia.
El testimonio de Guadalupe.

Este jueves se dio a conocer, a través de las redes sociales, el fuertísimo testimonio de Guadalupe Amantini, una joven sanfrancisqueña que denunció a su padre por abusos sexuales durante su infancia, en el cual se revela el inmenso daño que padeció la joven.

Por el hecho al que se hace referencia está imputado Carlos Esteban Fuentes, sospechado de haber cometido delitos de instancia privada en perjuicio de dos de sus hijas y de otra joven. Fuentes es reconocido por haber sido director de Cultura en la Municipalidad de San Francisco durante parte de la gestión del ex intendente Hugo Madonna y periodista del diario La Voz de San Justo.

La causa podría elevarse a juicio en los próximos días, pudo saber este medio a través de fuentes judiciales. La situación procesal del hombre deberá ser definida por el fiscal de Delitos Complejos, Bernardo Alberione.

El caso

Los hechos por los que se investiga a Fuentes habrían tenido lugar varios años atrás y fueron denunciados en abril de 2016. 

Mientras tanto, el hombre está libre pero sobre él pesa una orden de restricción de acercamiento hacia su ex esposa y sus hijas.

El testimonio

Guadalupe publicó el jueves una extensa carta en su cuenta de Facebook en la que relató la pesadilla que vivió.

"Harta del silencio, del miedo, de la justicia lenta que no llega, harta del miedo a exponerme por seguir viviendo en la paranoia por culpa de un monstruo, hoy ya no quiero ni puedo callarme más…", empieza el texto.

"No soy la única sobreviviente, lamentable y tristemente hay dos personas más, aparte de mí, que fueron víctimas de sus daños. Y ni que hablar, de una familia completa a quienes él manipuló, acosó, amenazó y dañó por años, como el gran monstruo que es", expresó.

"Hace tres años atrás, gracias al apoyo de mi familia y al tratamiento psicológico, pude recordar y hablar sobre aquellas pesadillas, que de pesadillas no tenían nada… Lastimosamente fueron hechos reales", agregó.

"Con más fortaleza que nunca hoy afirmo, esta lucha es nuestra. La libertad va a ser nuestra… Por y para siempre, concluyó la joven.

180511PAPEL_MG_1782

La familia es representada por el abogado Gastón Rosa.

“Quiero que se sepa quién es el que cometió el delito”

En diálogo con El Periódico, Amantini, que utiliza el apellido de su mamá porque, aseguró, ya no quiere tener “nada más que ver” con su progenitor, contó que a la carta que hizo pública ya la tenía escrita hace un tiempo.

“Por cuestiones legales no me animaba a publicarlo. No era el miedo a exponerme a mí, todo lo contrario. Quiero exponerme y quiero hablar porque soy la víctima y quiero que se sepa quién es el que cometió el delito y el que hizo un daño. Me parece que es una forma también de explicarle a la gente que hay muchas chicas que tienen miedo de hablar por esta razón, porque las señalen, por el qué dirán, porque no es fácil, porque en todo este proceso yo tuve que trabajar la culpa, la vergüenza, no es para nada fácil porque lamentablemente cuando uno es niño y crece después se siente responsable de lo que le pasó”, explicó.

“Ya no tengo miedo”

La joven afirmó que ya no tiene miedo y destacó el apoyo de su familia: “Carlos Esteban Fuentes es la persona que cometió varios delitos, quien se aprovechó de la vulnerabilidad y de la inocencia, manipuló y puso todo a su favor para dañar. Es una forma también de darle este aviso que yo ya no le tengo miedo ni a él, ni a nada, ni a nadie, que tengo una familia de fierro atrás que me apoya, que me ayuda para salir adelante, que no desconfiaron de mí la primera vez que hablé. Salir adelante como lo hacemos con mi hermana menor, con todos, porque en esta casa cada uno tiene su historia personal, cada uno tiene su propia mochila con la que carga y todo el tiempo tratamos de ir sanándonos un poquito cada uno, saliendo adelante”.

Sobre cómo se sintió al dar a conocer su historia, confesó: “Lloré mucho, tenía miedo, me temblaban las manos, me transpiraban, no sabía qué iba a pasar después de eso, era mi miedo”. 

Amantini también hizo pública su historia a través del hashtag #Cuéntalo en Twitter, que tiene que ver con una campaña para denunciar abusos. “Me reconforta leer que hay gente que dice ‘qué bueno que puedas hacerlo’, ‘cómo me gustaría hacerlo como vos’, ‘cómo me gustaría tener tu fortaleza’ y de alguna manera creo que moviliza al otro al menos, no sé si hoy o mañana pero en algún momento lo van a hacer porque al ver que mucha gente lo hace y al ver el apoyo social con esta situación, la gente se anima”, argumentó.

Nacer de nuevo

Para la joven, su objetivo es poder cerrar y dejar de lado esa parte de su vida. “Esto va más allá de la condena. Mi objetivo es cerrar esta parte de mi historia, terminar con esto, porque estamos todos los días hablando con el abogado, de acá para allá, le dije a mi mamá ‘me siento atada a él todavía’ porque todos los días de mi vida estoy pensando en esa persona”, expresó.

Y agregó: “Y yo quiero cerrarlo, una vez que esto se termine voy a conseguir la paz que mi familia y yo necesitamos y la libertad que nos merecemos”.

“No quiero saber más nada con esta historia. Quiero hacer un libro aparte de mi vida, forma parte de mí pero ya no me condiciona. Yo hoy soy otra persona. Y sí, uno siente como que nace de nuevo”, especificó.

“No es fácil salir a la calle sabiendo que esta persona puede estar caminando por la misma vereda que vos, porque la restricción no funciona. Es terrible la situación, me lo he cruzado varias veces. Nos tenemos que cuidar nosotros de no verlo para no descomponernos del miedo mientras él camina por la calle libremente”, cuestionó.

Finalmente, señaló qué espera de ahora en más: “Quiero que esto se termine y que las cosas sean como deberían ser desde hace mucho tiempo: él pagando las consecuencias de las cosas que hizo y nosotras sin tener que estar casi paranoicas por cruzarlo por la calle”.

Se esperan novedades en la causa

La próxima semana podría haber novedades en el caso que investiga los presuntos abusos sexuales del ex director de Cultura  municipal y ex periodista de La Voz de San Justo, Carlos Esteban Fuentes, imputado por esos delitos en perjuicio de dos de sus hijas y de una amiga de éstas, según informaron fuentes de la Fiscalía de Delitos Complejos.

Fuentes está imputado como presunto autor de abuso sexual simple.

Desde la fiscalía informaron que la próxima semana se podría requerir la elevación a juicio de la causa.

Milagros: “No están solas”

El caso de Milagros Carballo, quien sufrió abusos de su padre cuando era una niña, fue quizás el más conocido en los últimos tiempos en nuestra ciudad y que tuvo mucha repercusión en el país. Su padre, Carlos Taborda, fue condenado a 16 años de cárcel, aunque por la edad recibió prisión domiciliaria.

milagros
Tras conocerse el caso de Guadalupe, Milagros contó a El Periódico cómo hacer pública su situación en 2016 la ayudó a superar el dolor.

“Decidí hacerlo público por dos cuestiones, una para sanar interiormente. Considero que escribir también sana, sacar lo que uno tiene adentro. Fue una cuestión interior”, contó.

“Y segundo, doy fe que leyendo y viendo que otras personas tomaron el impulso de denunciar ayuda a las que aún no lo pueden hacer, o que lo quieren hacer pero por determinadas cuestiones no lo hacen. Entonces, para que otras personas al leerme a mí tomen el mismo impulso que yo, y se den cuenta que a otras personas les pasó lo mismo, que no están solas ni son las únicas. La empatía ayuda a otros a sanar”, explicó.

Te puede interesar

Te puede interesar