Como el cordobés "Capitán", un perro no se aleja de la tumba de su dueño en Buenos Aires

Mascotas 08 de mayo de 2018
En Boulogne, partido de San Isidro, el animalito merodea todos los días el lugar sin la intención de alejarse de su amo fallecido. Piden colaboración para que quienes anden por la zona, le dejen agua y comida.
perrito_9
El caso ocurre en el cementerio de la localidad de Boulogne, partido de San Isidro, Buenos Aires.

La historia de Capitán, el perro fiel de Villa Carlos Paz que se fue a vivir al cementerio de la ciudad cuando murió su dueño, hasta el día de hoy es recordada con cariño por quienes la conocieron.

En el cementerio de la localidad de Boulogne, partido de San Isidro, Buenos Aires, un caso similar conmueve y llama la atención de quienes van a visitar a sus seres queridos al lugar.

Días atrás, Julian Frattini Occhi compartió en las redes la historia de este perrito al que no le conocemos el nombre.

“Les cuento que una vez por semana voy a visitar la tumba de mi mamá al cementerio de Boulogne. Más allá de la tristeza y el dolor personal que siento por su reciente partida, no puedo evitar sentir una mezcla de tristeza y ternura por un ser que todavía está con nosotros, un hermoso perrito de avanzada edad, que nunca abandona la tumba de quien pareció ser su dueño antes de dejar este mundo”, relató Julián.

“Cada vez que voy está siempre ahí, sea la hora que sea y quienes trabajan ahí, me dicen que no quiere irse, así como comprobé que no quiere que lo agarren por miedo a que lo alejen de ese lugar”, continuó.

perrito1_0

“Hoy por primera vez y luego de dejarle comida dos veces, se acercó él solito hacia la tumba de mi mamá, la cual está a 80 metros de donde yace la de su gran amor. Es en la manzana 18”, detalló el joven.

En su relato, el muchacho hizo un pedido muy especial a quienes visiten el cementerio: “Les cuento esto, para que quien suele ir a dicho lugar, si no le es mucha molestia, pueda colaborar dejándole un poco de alimento. (El agua se le provee en un tachito, de la canilla que tiene en frente suyo”.

“No sé cómo se llama y mi intención no es otra más que hacer que este leal y viejito Ángel, tenga un pasar más agradable hasta el día en que le toque reunirse con su extrañado amigo”.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Te puede interesar