Debate por los silos: insisten en el traslado de la empresa y que las estructuras sean reutilizadas

Local 05 de mayo de 2018 Por
Los bloques opositores en el Concejo pedirán informes sobre el incidente del pasado lunes y reclaman al municipio acciones conjuntas con la empresa para su traslado.
multimedia.normal.844eb47ce36ac30e.37393930666239632d333931302d346538662d393334632d31643462323266375
A raíz de lo sucedido el lunes, se abrió un debate de más de una década.

Los inmensos silos de color hierro rojizo y gris ceniza que emergen sobre el bulevar 25 de Mayo forman parte del paisaje urbano que ya identifica a la ciudad. Sin embargo desde el incidente del pasado lunes, en el que se desmoronó una pared de contención del molino aledaño al colegio San Martín, reabrió el debate iniciado hace ya muchos años sobre los inconvenientes que ocasiona dicha actividad agroindutrial en pleno centro de la ciudad.

La oposición se hizo eco de la situación y pidió al municipio el traslado de la actividad al Parque Industrial, argumentando los riesgos ambientales y de tránsito que ocasiona. Tanto los representantes opositores como profesionales consultados por este medio opinaron sobre la necesidad de mantener las estructuras, por la importancia histórica en el desarrollo de San Francisco, y en la posibilidad de que sean reutilizadas como ocurrió en otras ciudades.

El tema en el Concejo

Los bloques de Mejor San Francisco y Cambiemos anticiparon que presentarán pedidos de informes y proyectos de resolución sobre el tema para ser tratados en la próxima sesión del Concejo Deliberante.

El edil Damián Bernarte informó que este viernes presentaron dos proyectos, uno de los cuales solicita al municipio que inicie acciones junto a la firma Carlos Boero Romano para el traslado de la actividad comercial, industrial y de acopio de cereales que se realizan en los locales ubicados sobre 25 de Mayo.

Por otro lado, solicitó un pedido de informe sobre el estado de seguridad y cumplimiento de normas ambientales en los silos, tanto los ubicados en su intersección con Juan B. Justo, y los que se encuentran entre San Juan y Vélez Sarsfield, donde ocurrió el derrumbe.

“Creemos que todas las actividades industriales deben estar radicadas en el Parque Industrial y que la Municipalidad tiene que tener una política sobre las radicaciones, en cuanto a la posibilidad de gestionar lotes y líneas de financiamiento”, manifestó Bernarte.

Por otro lado el concejal imaginó una futura recuperación de esos edificios para que sean destinados a otros fines, ya sean culturales o para ser utilizados como dependencias públicas. “Es necesaria la restauración y puesta en valor de los silos por lo que han significado para el desarrollo de la ciudad”, argumentó.

 IMG_20160809_153550343


Un traslado programado

Por el lado de Cambiemos, Carlos Roffé también insistió en la necesidad de que el Ejecutivo inicie la gestión para el traslado de la actividad de la empresa al Parque Industrial.

“Presentaremos un proyecto para que se genere un ámbito de negociación con la empresa y así lograr consenso. Que se analice la posibilidad de armar un programa de cinco o diez años para un traslado coordinado. Es un tema delicado que hay que tratarlo con mucha tranquilidad, porque son una fuente de trabajo que generan ganancias para la ciudad y por ahí por arreglar una cosa desarreglás otra”, manifestó.

DIÁLOGO PARA TRASLADO

Fuentes municipales consultadas aseguraron que existe un diálogo con la empresa (manifestó voluntad de trasladarse).

La mirada de dos profesionales

Para el arquitecto y ex funcionario municipal Oscar Cornaglia los dos silos representan “hitos fundacionales de la ciudad”, por lo cual se los debería conservar aunque no para la actividad de acopio.

“Por su emplazamiento han quedado en el corazón de ciudad y creo que deberían ser conservados pero darles otro uso, no para acopio de cereales sino para otra actividad. Que sean conservados como patrimonio urbano”, explicó. Y agregó que esas estructuras podrían utilizarse para una multiplicidad de funciones, desde oficinas, departamentos, hotel, entre otras.

Para Cornaglia la problemática de los silos no tiene que ver con la peligrosidad sino con el funcionamiento y el lugar donde se encuentra.

Peritaje

Para el ingeniero civil Mario Daró sería necesario realizar un peritaje a nivel estructural para determinar si existen o no falencias edilicias.

“La contaminación por polvillo existe, conozco gente que se tuvo que mudar por ese tema porque el polvillo le invadía la casa y eso sumado al ruido constante de la actividad industrial. Así como funciona la firma no debería estar en el Centro Cívico, para eso la ciudad tiene un Parque Industrial. Pero por otro lado el municipio tendría que crear condiciones favorables para que los molinos se vayan”, justificó.

multimedia.grande.8494e3e22c5bf18d.34323337343137302d316566372d343636312d396561392d38343037393239645f6772616e64652e6a7067

“Rebajan la calidad del aire alrededor”

Desde la Asociación para el Medio Ambiente y su Dinámica (Amad) renovaron el reclamo por el traslado de dichos silos hacia el Parque Industrial.

Desde el organismo ambientalista insistieron en que dicho tipo de actividad industrial debe radicarse fuera de la ciudad por una “multiplicidad de razones”.

“No solo en lo que tiene que ver con las complicaciones urbanísticas como es el tránsito, sino por todo lo que genera esa actividad. A nivel ambiental genera gran cantidad de polvillo y además por los efluentes que produce rebajan la calidad del aire en las cercanías”, expresó Luis Gaviglio, integrante de Amad.

Y agregó: “Este tipo de actividad no tiene el control ambiental que debería. Nunca se midió la calidad del aire alrededor de los silos, por ejemplo. Este es un tema que no figuraba en la agenda de los funcionarios de turno y es un tema pendiente que deben resolver”.

El San Martín pedirá un informe

Entre quienes se manifestaron preocupados por el derrumbe del lunes pasado se encuentran las autoridades del Colegio Superior San Martín, cuyas instalaciones lindan con la firma propietaria de los silos.

Silvana Romagnoli, directora del establecimiento, se manifestó en este sentido y comentó que tras lo ocurrido pidió un informe acerca del estado de los mismos a la Municipalidad de San Francisco. "Pedí un informe que voy a elevar a Inspección para presentar al Ministerio de Educación porque quiero saber qué peligro corre el edificio del colegio. Hace tiempo estamos preocupados por esto", expresó.

Romagnoli comentó que desde el colegio ya elevaron "muchísimas denuncias", principalmente por el fuerte olor que emanan las semillas fermentadas. "El olor nauseabundo que hay no es de ahora, es de hace mucho tiempo. Las semillas fermentan, despiden gases y son esos gases los que hacen presión", dijo.

Te puede interesar

Te puede interesar