Caso Elías: la familia presentará más pruebas

Local 26 de abril de 2018
Los padres del niño que en 2017 resultó con quemaduras al nacer cuestionaron los resultados de la pericia oficial e insisten en que el bebé se quemó antes el traslado a Córdoba.
Elias
Hoy, con un año, Elías goza de buena salud, contó su familia.

Tras conocer los resultados de la pericia oficial en el caso de Elías Bruno, el bebé que sufrió quemaduras al nacer en enero de 2017, sus padres mostraron su disconformidad y elaboraron un video casero en el que exponen nuevas pruebas y, con ellas, su postura.

Cabe recordar que el niño nació en el Sanatorio San Justo y que, por un problema pulmonar, fue derivado a una clínica de Córdoba, donde le detectaron las quemaduras. Según la familia, la reciente pericia indica que el niño se habría quemado con una bolsa de agua caliente en su traslado a la capital provincial.

Silvina Quinteros, la mamá del pequeño, explicó que el motivo de la realización del video fue el descreimiento en los resultados de la pericia oficial.  Con cambio de abogado en medio del caso, su familia sigue sosteniendo que el bebé no se quemó mientras fue llevado a Córdoba.

Así, los papás de Elías buscaron distintas bolsas de agua caliente de todos los tipos y su abogado consiguió un termómetro láser con el que midieron, en el video, la temperatura de una de ellas al llenarse con agua hirviendo, con la intención de probar que la bolsa quema por igual en todas sus partes. “Quema completo, tanto los bordes como en el centro. Eso es lo que quisimos demostrar”, expresó Quinteros.

“Es una prueba casera para presentar a fiscalía y demostrar que los peritos nos jugaron en contra o que los peritos no investigaron nada”, dijo la mujer a El Periódico.

La palabra del abogado

Por su parte Gustavo Utrera Ramos, el abogado que designó la familia aunque aún no fue oficializado por la fiscalía interviniente, aseguró que cuentan con numerosas pruebas que incorporarán a la causa.

Entre ellas, solicitarán el secuestro de la incubadora donde estuvo el bebé, que el profesional asegura que estaba rota y era manipulada manualmente por una enfermera, e incorporarán testigos que hablarán del tema.

“Al estar con calor excesivo si en algún momento se olvidaron, o creyeron que la habían apagado y siguió calentando, el calor que se desprende de abajo lo quema de costado, en la espalda no lo quemaría porque está la cuerina”, especificó sobre lo que pudo haber ocurrido.

Otra de las pruebas que sumarían, según aseguró el letrado, es una fotografía del bebé en donde el nene se ve vendado en forma excesiva. “Se ve vendado de forma excesiva por una cánula, que con una cinta se agarra, y cuando levantan esa venda en Córdoba el bebé estaba todo quemado”.

“El otro brazo se ve quemado, no es porque lo hayan pinchado por una cánula sino que hay fotos de que el nene tiene una quemadura y bastante grande. Es decir, habría fotos de antes de que el nene salga para Córdoba en donde ya estaba quemado”, agregó Utrera Ramos.

Para la Clínica, las pericias son “concluyentes”

Por su parte Daniel Martelli, director de la Clínica San Justo, señaló a El Periódico haber tenido acceso a las pericias y las tildó de “bastante concluyentes”.

“Hace un año atrás fuimos objeto de todo tipo de críticas, ahora se sabe, infundadas, muchas veces maliciosas. Nos han tildado de ‘quema chicos’, nos han desprestigiado mucho. Eso fue bastante doloroso y traumático para la profesionales, para el personal, para el sanatorio”, cuestionó Martelli.

Y agregó: “Que surja esto nos llena de alivio”.

Además, aseguró que la clínica decidió mantenerse al margen hasta tanto tener confirmación por parte de la Justicia, que a pesar de la pericia oficial aún no se ha expedido.

Martelli afirmó que a raíz de lo ocurrido decidieron revisar los procedimientos y el equipamiento utilizado y que fueron los mismos que fueron peritados por la Justicia.

Por último, expresó: “Estamos a disposición de la familia”.

“Estoy muy tranquilo”

Por su parte, Valentín Vicente, propietario de la empresa que trasladó el pequeño que fue señalada por la pericia oficial, manifestó su deseo de no hacer declaraciones todavía, al ser consultado por este medio.

Sin embargo, comentó que ya fue presentada una disidencia con respecto a esas pericias y expuso que están “muy mal hechas”.

En ese marco, manifestó estar “muy tranquilo” con el trabajo de la empresa y descartó que el pequeño pudiera haber sufrido las heridas en el marco del traslado a Córdoba.

La pericia

A su turno Oreste Gaido, secretario de la fiscalía interviniente, aseguró que la pericia ya fue enviada a las partes y que aún hay que notificarlas, y que están a tiempo para presentar los informes de los peritos de control.

“Las pericias son importantes porque te dicen donde fue, ellos llegan a esas conclusiones después de hacer el análisis de las actuaciones”, explicó sobre el procedimiento.

Y añadió: “Ahora ver en base a eso si hay que imputar a alguna persona o no y ver si los querellantes ofrecen alguna prueba nueva. Si es pertinente y útil se hará. Si no seguiremos con lo que tenemos”.

“Es una causa de 200 fojas, con testimonios, fotografías, allanamientos que se hicieron en las clínicas, que fue con lo que trabajaron los peritos”, concluyó. 

La salud de Elías

Hoy Elías goza de buena salud, contó su mamá. “El gordo está perfecto, tiene sus marcas pero solo es estético. Eso se verá a medida que vaya pasando el tiempo”, dijo.

Y recordó que el niño, a causa del tratamiento del dolor que se le efectuó por las quemaduras en Córdoba, sufrió un paro cardíaco. “Nos dijeron que eso le causa problemas neurológicos a la larga. Yo quiero creer que no”, se esperanzó.

Te puede interesar

Te puede interesar