San Isidro: un año lleno de pálidas

Deportes 14 de abril de 2018
La temporada 2017/2018 de San Isidro fue la peor desde que volvió a la segunda categoría del básquet nacional. El equipo de calle Corrientes cerró un año sumamente negativo con lesiones, refuerzos que no rindieron y resultados que no fueron los esperados.
171027PAPEL_MG_0352-28

Pagura: “Lo único positivo son los minutos que tuvieron los juveniles”

El entrenador de San Isidro fue muy claro en su análisis: “El balance sin dudas que es negativo por terminar 13°. No nos preparamos para salir campeones pero para tampoco para estar en las últimas posiciones. Tuvimos muchos problemas de lesiones y el equipo prácticamente en las últimas siete u ocho fechas fue el mismo, tuvimos cambios de extranjeros y eso hizo que el andamiaje del equipo no fuera el mejor. Todo lo que digo termina siendo una excusa porque en realidad tuvimos muchos partidos para estar más arriba y no aprovechamos ninguna situación, creo que es una mala temporada deportiva y lo único positivo son los minutos en cancha que tuvieron los juveniles”.

Julian Pagura

La temporada en números

40 partidos jugados

16 ganados

24 perdidos

75.6 promedio de puntos convertidos

80.7 promedio de puntos recibidos

Los juveniles en promedio

  • Agustín Pérez Tapia (20 años): 40 PJ -17.57 minutos en cancha y 5.2 puntos por partido. 
  • Hans Feder Ponce (19 años): 39 PJ - 10.58 minutos en cancha y 3.6 puntos por partido.
  • Tomás Rossi (22 años): 39 PJ - 10.58 minutos en cancha y 3 puntos por partido.
  • Tomás Aimaretti (22 años): 27 PJ - 6.46 minutos en cancha y 1.8 puntos por partido.
  • Federico Zezular (17 años): 21 PJ - 5.17 minutos en cancha y 0.6 puntos por partido.

 También sumaron minutos Aaron Bono, Bruno Pérez y Francisco Tarasco.

Agustín Pérez Tapia
Fue la revelación, sumó más minutos de lo esperado y se bancó conducir al equipo en situaciones complicadas

De visitante ni soñando

Jugó: 20

Perdió: 19

Ganó: 1

Promedio de puntos convertidos: 75.05  - Promedio de puntos recibidos: 87.6

“El equipo se acostumbró a perder de visitante, y a la primera situación mala nos caíamos y entrábamos en una vorágine de ver quién se equivocaba más. Los que estaban haciendo sus primeras armas terminaban siendo más protagonistas que los titulares y eso te cambia el andamiaje del equipo. No tuvimos una identidad de salir a pelear los partidos…”, dijo el entrenador.

Sin pena ni gloria

Elvis Báez (cortado): 16 PJ - 19.3 min. – 5 pts.

Makkal Stibbins (cortado): 10 PJ – 26.6 min. – 13.22 pts.

Felipe Pais (desertó por lesión): 26 PJ – 30.2 min. - 15.8 pts.

Devin Carter (desertó): 2 PJ – 18 min. - 2 pts.

GONZALEZ

El golpe más duro

Santiago González, el MVP de la temporada pasada, se rompió los ligamentos cruzados de su rodilla jugando ante Tiro Federal de Morteros. Fue, sin dudas, el golpe más duro de la temporada.

Cuando Los Halcones atravesaban un momento sumamente complicado, la lesión de González caló hondo en un grupo que perdió a su mejor jugador.

González jugó 19 partidos, donde promedió 33.7 minutos en cancha, 14.2 puntos y 12.2 rebotes capturados.

Pagura pidió a Barovero, pero…

“Hay situaciones en las que yo no tengo nada que ver, hay jugadores de acá que han pasado por San Isidro pero que ahora no pueden volver o no sé qué situaciones hubo, no sé si de parte del jugador o del club… Lo tuve en Ciclista de Junín y es un jugador que cualquiera quiere tener, mete muchos puntos y te lleva para arriba. Muchas veces no tiene que ver con que uno lo quiera o que no lo quieran los dirigentes. Tiene que ver con la experiencia de la temporada anterior a la que yo llegué, que quizás no fue la mejor... No es algo de mala fe, no creo que haya una lista negra, eso nunca lo sentí en San Isidro”, indicó el entenador.

Bruno Barovero - Foto Diariosports
Bruno Barovero (Foto: Diariosports)

  • Bruno Barovero hoy promedia 28 puntos por partido y es el jugador que ostenta el mejor promedio entre Liga Nacional y Liga Argentina. El sanfrancisqueño juega en Libertad de Sunchales, que ganó el Súper 4 y la fase regular. El equipo “aurinegro” estuvo a punto de no ingresar a la Liga Argentina por problemas económicos.

¿Hay respaldo para que siga el entrenador?

“Tengo dos años más de contrato pero tampoco pondría la palabra respaldo… A uno le gustaría estar en un lugar donde quieren que estés, yo no quiero estar en un lugar donde no confíen en mi trabajo. San Isidro me fue a buscar porque confió en mi trabajo. Es como le dije un día a Alejandro Aimaretti, yo no voy a ser un problema para el club, si el club quiere que me vaya nos ponemos de acuerdo en dos minutos y me voy. Y si quieren que me quede y las condiciones son las que los dos queremos sigo”, aseguró el técnico venadense.

Sobre la presencia de más juveniles locales

“La gente tiene que saber que esto está todo hablado. Uno no echa a un jugador, uno lo que hace es tratar de que el jugador tenga una experiencia distinta que necesita… Puntualmente lo de Lozano fue para un crecimiento de él, yo lo hablé con él y lo hablé con el entrenador de Rocamora, aunque él no lo sepa. Acá no iba tener el protagonismo que necesitaba, por eso fue la decisión que vaya a sumar experiencia”, aseguró el entrenador de San Isidro.

Te puede interesar

Te puede interesar