Mañana de terror para familia de Frontera: fue asaltada a punta de pistola y se encadenó frente a la Policía

Policiales 13 de abril de 2018
Relataron que un ladrón les puso un arma en la cabeza a todos los hijos, menores de edad. Aseguran que el delincuente es conocido, que se llevó las llaves y amenazó con volver a la noche. En la Policía les dijeron que tienen que esperar hasta mañana.
86bcfb06-f39d-4dea-994d-01fbda00a64f
La mujer pide urgente protección para su familia.

Una mujer se encadenó este viernes frente a la Comisaría de Frontera luego de haber vivido una mañana de terror al ser asaltada en su domicilio de barrio San Roque de esa localidad por un ladrón que les apuntó con un arma en la cabeza a ella y sus cuatro hijos, mientras les exigía dinero. Según aseguró la mujer, cuando fue a denunciar el hecho en la Policía, y pese a que les dio la identidad del delincuente, le respondieron que tenían que esperar hasta mañana para detenerlo.

Fabiana Gigena, todavía shockeada por el hecho, tomó la decisión de encadenarse frente a la Comisaría Sexta de esta localidad santafesina en reclamo de protección para su familia y que la Policía detenga al ladrón.  Allí dialogó con El Periódico y relató el terrible momento que tuvieron que vivir esta mañana en su domicilio de calle 100 a la altura del 800.

"Como siempre, me levanté a hacerles el desayuno a los chicos, y mientras ponía la pava para hacerme unos mates entró un sujeto y con un arma empezó a apuntarnos en la cabeza a mí y a mis hijos. Quería sacarnos todas las cosas, yo le dije que se lleve todo pero que no nos haga nada. Ahí empezó a tratar mal a los chicos y a mí, a tirar todas las cosas de mi casa", contó Gigena.

La mujer narró que el delincuente los amenazaba con que se iba a llevar todo lo que tenían, les pedía plata y un arma. "Nos pedía un arma que nunca tuvimos, nosotros somos gente de bien, mi marido se levanta todos los días a trabajar a las seis de la mañana y por eso no estaba. Y nos seguía apuntando, apuntaba a los chicos", agregó Gigena, todavía muy conmocionada.

Según contó, una de las hijas, de 11 años, en un momento pudo escaparse y llegó hasta la casa de su abuela para pedir auxilio. "En ese momento el ladrón se fue, ya se había llevado dos celulares y golpeó contra la pared a mi hijo de 14 años. Siempre nos han robado, pero es la primera vez que nos ponen un arma en la cabeza. Este chico es Pérez de apellido, hace poco salió de la cárcel, lo conocen todos", contó la mujer, quien estaba acompañada de sus hijos y su madre.

Amenazas

Pero el mal momento no terminó ahí, ya que el ladrón los amenazó con que iba a matarlos si hacían la denuncia, y por esa razón decidieron encadenarse frente a la Comisaría. "Nos dijo que iba a volver a la noche. Tenemos miedo, mi marido está trabajando, somos gente trabajadora", aseguró.

El testimonio de la mujer agregó que una vez que les robó los teléfonos, el asaltante se llevó las llaves de la casa y los dejó encerrados. "Pudimos salir por un galpón que tenemos al lado", detalló.

Recién mañana

Gigena también mostró su enojo ante la actitud de la Policía de Frontera. "Nos dijeron que hay que esperar hasta mañana a las seis de la mañana para detenerlo. Que no pueden hacer nada. Pero ya mañana podemos estar muertos, nos pusieron un arma en la cabeza", dijo entre lágrimas.

"Este chico anda por los techos, va a entrar y nos va a matar. Tengo miedo por mis hijos, que son todos chiquitos. La Policía no hace nada, queremos que nos ayuden, que alguien haga algo. A varios vecinos también les están robando. Que pidan refuerzos y lo busquen. No podemos quedarnos en mi casa a esperar que el fiscal o la Policía lo agarre mañana", concluyó Gigena.

"Esta gente está empastillada, les puso un revolver en la cabeza. ¿Qué hacemos si nos mata?", agregó la madre de la mujer.

Te puede interesar

Te puede interesar