Julián Pagura: “Es una mala temporada y lo único positivo son los minutos que tuvieron los juveniles”

Deportes 11 de abril de 2018
El entrenador de San Isidro hizo un balance de la temporada. “Si me llaman para que siga evaluaremos la mejor forma para que San Isidro pase este mal momento y si quieren que me vaya lo voy a entender porque son las reglas de juego”.
171031PAPEL_MG_0463-28

El entrenador de San Isidro habló sobre la difícil situación que atravesó el equipo en la Liga Argentina donde mantuvo la permanencia en la última jornada. Pagura se responsabilizó por el rendimiento del equipo y aseguró: “hicimos todo por dejar al club lo más arriba posible y la verdad es que no nos alcanzó, esa es la realidad y a veces puede pasar que no te alcance. Tenemos que aprender de los errores que cometimos”.

¿Cuál es el balance que hacés de esta temporada?

El balance sin dudas que es negativo por terminar 13ª, no nos preparamos para salir campeones pero para tampoco para estar en las últimas posiciones. Tuvimos muchos problemas de lesiones y el equipo prácticamente en las ultimas 7 u 8 fechas fue el mismo, tuvimos cambios de extranjeros y eso hizo que el andamiaje del equipo no fuera el mejor. Todo lo que digo termina siendo una excusa porque en realidad tuvimos muchos partidos para estar más arriba y no aprovechamos ninguna situación, creo que es una mala temporada deportiva y lo único positivo son los minutos en cancha que tuvieron los juveniles. Con el resultado puesto y quedando 13ª la verdad que el balance no es para nada bueno, fue una muy mala temporada…

¿Es un alivio haber terminado 13ª y haber finalizado la temporada? Porque se veía mucho sufrimiento, pesaba mucho la situación

Nosotros sentíamos que dependíamos siempre de nosotros, de hecho, ganando los últimos dos partidos podríamos haber quedado hasta novenos u octavos. El equipo sentía la presión de tener que pelear por la permanencia y a medida que se iban achicando las fechas todos sentimos que el objetivo empezaba a ser salvar la categoría, no es un alivio porque uno no trabaja para perder pero como se dieron las cosas y las condiciones en las que terminamos con una ficha menos creo que no es poco haber salvado la categoría.

¿Porqué costó tanto ganar de visitante?

El equipo se acostumbró a perder de visitante, entrabamos y la primera situación mala nos caíamos y todos entrábamos en una vorágine de ver quien se equivocaba más. Los que estaban haciendo sus primeras armas terminaban siendo más protagonistas que los titulares y eso te cambia el andamiaje del equipo. No tuvimos una identidad de salir a pelear los partidos y después obviamente si no hubiéramos perdido ninguno de local no lo hubiéramos sentido, hay dos partidos puntuales que es el de Mitre, que lo perdimos nosotros de visitante y el que le ganamos a Talleres que jugamos un partido excelente porque supimos cómo llevar el partido. Se nos complicó mucho competir. Cuando faltan 10 fechas para terminar bien posicionado y de esas 10 fechas ganas 2 es muy difícil poder aspirar a tener otra situación.

Los refuerzos...

No había jugadores que nos convencieran a los dirigentes y a mí, siempre especulamos y esperamos que alguno baje de la A o que alguno del TNA corte. No se dio ningún corte importante, el único que pudo venir era Bruna que después se fue a Platense, hicimos todas las gestiones que pudimos pero solo quedaban jugadores del Federal y no era lo que necesitábamos en ese momento, se dio que los tiempos nos fueron apremiando, y cómo siempre dependíamos de nosotros, no nos preocupamos por eso porque teníamos que ganar partidos. Pero los perdimos...

¿Qué pasó con País?

Fue una situación rara, el jugador se hizo un estudio y le dio que podía jugar, pero con dolor y el jugador no quería jugar con dolor, ahí empiezan unas situaciones que yo no me quiero meter porque son situaciones personales pero obviamente nos perjudicó como equipo. Figura que jugó 26 partidos de 40 pero en realidad jugó menos porque en muchos partidos tuvo dolor, jugó pocos minutos y salió. En el armado del equipo inicial tanto él como Santiago eran piezas fundamentales y al no tener ese "dos picante" el equipo también terminó siendo predecible en muchas momentos.

171031PAPEL_MG_0480-37

¿Te sentís respaldado?

Yo tengo dos años más de contrato pero tampoco le pondría la palabra respaldo. Yo entiendo que esto es profesional, que los resultados no fueron los que se esperaban ninguno de nosotros, pero los dirigentes son los que llevan adelante esto y son los que hacen el esfuerzo verdadero. Hay que decir que las condiciones nuestras son excelentes y no nos falta nada, eso hay que reconocerlo y es ejemplar. Pero son ellos los que tienen derecho a decidir, yo soy entrenador y si mañana me llaman para que siga evaluaremos la mejor forma para que San Isidro pase este mal momento y si mañana quieren que me vaya lo voy a entender porque son las reglas de juego, yo creo que me respaldaron porque me podrían haber echado antes porque los resultados no fueron buenos durante toda la temporada.

Lo que hagan va a estar bien porque es decisión de ellos y yo voy a acatar las órdenes, si quieren que me quede hablaremos para quedarme y si me tengo que ir me iré con dos años muy buenos de experiencia y dejando un hermoso recuerdo en el club porque la pasé y la paso muy bien.

¿Tu deseo es seguir?

A uno le gustaría estar en un lugar donde quieren que estés, yo no quiero estar en un lugar donde no confíen en mi trabajo. San Isidro me fue a buscar porque confió en mi trabajo. Es como le dije un día a Alejandro Aimaretti, yo no voy a ser un problema para el club, si el club quiere que me vaya nos ponemos de acuerdo en dos minutos y me voy, y si quieren que me quede y las condiciones son las que los dos queremos sigo.

¿Cómo ves la temporada que viene?

Hoy dicen que algunos jugadores no pueden jugar y yo creo que están atravesando un proceso que es normal, se debe mantener esa línea pero como dije los juveniles tienen que ser parte de un equipo donde los mayores sean los protagonistas. 

Yo lo veo bien, veo que se está trabajando bien en las formativas, veo en u19 y u17 muchos chicos, un plantel de entrenadores nuevos, que también es parte del cambio que hacemos, no porque las cosas están mal sino porque uno tiene una idea desde arriba hacia abajo y estamos bajando esa línea que lleva dos temporadas y que sin dudas en algunos momentos va a empezar a dar frutos. Hay que seguir con la línea dejarlos que se puedan equivocar pero que se equivoquen y empiecen a madura acá. Hay que apoyar el proceso, sea quien sea el entrenador.

¿Qué tenés para decir a quienes piden más jugadores locales?

Hay situaciones en las que yo no tengo nada que ver, hay jugadores de acá que han pasado por San Isidro pero que ahora no pueden volver o no sé qué situaciones hubo, no sé si de parte del jugador o del club.

Después, por ejemplo, puntualmente Lozano fue para un crecimiento de él, yo lo hablé con él y lo hablé con el entrenador de Rocamora, aunque él no lo sepa, acá no iba tener el protagonismo que necesitaba, por eso fue la decisión que vaya a sumar experiencia.

Está Bruno Barovero que jugó en San Isidro, Agustín Blasi que se fue a Libertad y que estuvo entrenando con nosotros. No es un tema de que no le dan la oportunidad, el mismo “nacho” Pérez se va a Oberá porque le ofreció 30 minutos de promedio y termina jugando 5 minutos. Yo como entrenador lo que menos quiero es echar a un jugador de la ciudad, la decisión no es solo del entrenador hay situaciones particulares.

La gente tiene que saber que esto está hablado, uno no echa a un jugador uno lo que hace es tratar de que el jugador tenga una experiencia distinta que necesita. Y todo esto hablando con el diario del lunes, hoy lozano en san isidro hubiera jugado 30 minutos.

¿Te hubiese gustado tenerlo a Barovero?

Sí, yo lo vi en Ciclista de Junín donde era asistente y es un jugador que cualquiera quiere tener, mete muchos puntos y te lleva para arriba. Muchas veces no tiene que ver con que uno lo quiera o que no lo quieran los dirigentes. Tiene que ver por ahí con la experiencia de la temporada anterior a la que yo llegué, que no fue la mejor, entonces uno dice “borrón y cuenta nueva” y te quedan 2 o 3 jugadores que podrían haber estado y que por una mala campaña se van. Podría pasar ahora, se puede hacer un “borrón y cuenta nueva” y a lo mejor hay varios que no se merecen no estar. No tiene que ver algo de mala fe o maldad, no creo que haya una lista negra, eso nunca lo sentí en San Isidro.

multimedia.normal.ac8700e1e39154bc.313731303237504150454c5f4d475f303338322d34305f6e6f726d616c2e6a7067

Por último el entrenador dedicó unas palabras de agradecimiento para toda la institución: "Mas allá de lo que pase, quiero agradecerle al club y agradecerle a la gente que siempre nos apoyó. Que nadie juega para perder, jugamos para ganar pero fue una temporada que las cosas no salieron. No le pido al hincha que sea racional porque el hincha quiere ganar pero sí que yo por lo menos y mi equipo estamos tranquilos porque hicimos todo por dejar al club lo más arriba posible y la verdad es que no nos alcanzó, esa es la realidad y a veces puede pasar que no te alcance. Tenemos que aprender de los errores que cometimos".

Te puede interesar

Te puede interesar