Matías Borgogno: “Tenés que ser jugador de fútbol las 24 horas”

Deportes 10 de marzo de 2018
El arquero sanfrancisqueño de 20 años vive un gran momento en Vélez Sarsfield. Es titular y capitán de la Reserva, entrena con el plantel profesional y sueña con llegar a Primera, pero sin olvidarse de dónde viene.
mati borgogno

El joven arquero Matías Borgongno, oriundo de nuestra ciudad, cumplirá cinco años vistiendo la camiseta de Vélez Sarsfield. Llegó en 2013, peleó por un puesto, se lo ganó, se rompió los ligamentos y después de dos años se volvió a ganar el puesto.

Borgogno no se rinde, hoy es arquero titular de la reserva de “El Fortín”, capitán y referente del equipo. Ya entrena con el plantel profesional y sueña con formar parte del equipo en el próximo torneo de la Superliga.

¿Cómo estás viviendo este presente en Vélez Sarsfield?

Gracias a Dios comencé un 2018 de 10 puntos, estoy entrenando con el selectivo de reserva y jugando los primeros partidos de titular siendo el capitán del equipo y hace 3 semanas que estoy entrenando con el plantel profesional. Estoy aprendiendo mucho con un cuerpo técnico muy rico, el aprendizaje es distinto con Gabi Heinze, Mariano Toedtli y Cristian Cejas. Estoy tratando de aprender también de los compañeros profesionales en la forma de entrenar, la intensidad y lo que se busca.

¿Cómo es el trato con ese cuerpo técnico?

En el día a día se da más que nada en la explicación y el análisis que hacemos con Gabi. Analizamos el rival, vemos videos. Te deja mucho saber cómo te van a atacar, cómo defender y cómo puede pararse el equipo. Con Cejas tengo mucha llegada, fue un gran arquero y me aporta mucho.

-

WhatsApp Image 2018-03-07 at 17.54.06

“Empecé en Belgrano, en el Baby. Tenía de profesores a la dupla Javier y Jorge Roteda junto a Fernando Saucedo. Después me fui a Sportivo Belgrano, fueron los mejores momentos los que pasé en el club que quiero y del cual soy hincha. Salí campeón en las juveniles y en la primera también”.

-

Para un arquero es fundamental esa continuidad.

Sin dudas, hace dos años yo tuve una lesión de cruzados y fue feo, para mí esas fueron las malas. Estuve nueve meses parado y me costó volver. Ahora Marcelo Gómez en reserva me da la confianza para ser titular en el equipo y el capitán.

¿Cómo vivís la situación en la que está Vélez hoy, comprometido en el descenso?

Uno que vino desde chico al club le duele estar en este momento pero se hace todo lo posible para que el club salga a flote, en la semana se ve mucho trabajo y muchas ganas de salir, un grupo que tiene un gran profesionalismo. Se trabaja mucho, Vélez no se merece estar donde está.

-

“Si Dios quiere, en junio se da una gran oportunidad donde el club vuelve a apostar a los pibes para el próximo torneo y uno aspira formar parte del plantel profesional y firmar contrato con el club”.

p-Mat_as_Borgogno_1

-

¿Recordás por todas las que pasaste para llegar a estar donde estás?

Uno siempre mira el pasado que tuvo y de donde vino, para mantener la humildad y seguir entrenando un poquito más, para no bajar los brazos. Con la distancia de la familia, y el hecho de estar lejos, uno valora mucho dónde estuvo y agradece la oportunidad a esos clubes.

¿Es una situación especial ser arquero en Vélez con todo lo que significó Chilavert en el club?

Chila acá en Vélez fue un gran ídolo, tiene su propia estatua, sería lindo imitarlo, pero imposible igualarlo. Hay que tratar de seguir sus pasos como se pueda y siempre respetando la figura de un gran ídolo como él.

Muchos podrían llegar, pero quedan en el camino ¿Qué cambiaste para estar en ese lugar?

Tenés que ser más profesional, y de eso me di cuenta ya de grande, la alimentación es una base muy importante también porque te ayuda mucho con el tema de las lesiones. Además, tenés que entrenar aparte, acá aprendí que si querés llegar tenés que ser jugador de fútbol las 24 horas, uno se tiene que cuidar todo el tiempo.

¿Cuán importante fue Guillermo Morigi en tu carrera?

Me ayudó mucho porque cuando llegué me costaba agarrar el puesto, me dijo que él también le costaba, fue suplente y la peleó igual que Marcelo Gómez. Ambos te hablan de su carrera y te muestran todo lo que lucharon para llegar a donde están.

¿Qué te deja el fútbol en tu vida?

El fútbol es mi vida. Yo tuve un DT que me decía que era un enfermo porque me pasaba los días, después en el entrenamiento, analizando cómo estuve. Yo amo mucho el fútbol, miro fútbol todos los días y quiero vivir de esto.

“Quiero agradecer a los que me dirigieron en Sportivo Belgrano: Marcelo Ruppen, Mario Juárez, Darío Capello, Roberto Del Prete, “Paco” Rivarola, me marcaron muchas cosas y quiero agradecerles a ellos y a mi familia por el apoyo”

 

 

Te puede interesar

Te puede interesar