Le redujeron la condena por la muerte de un ciclista y seguirá libre

Local 06 de marzo de 2018
La Justicia le bajó la pena de cuatro a tres años y medio a Pablo García Aliverti, quien en febrero de 2013 en Buenos Aires atropelló a un ciclista. El fallo recién será de cumplimiento efectivo cuando quede firme.
HJX4PO2Of_930x525__1
Pablo García Aliverti fue condenado por el delito de homicidio culposo agravado por atropellar y matar al vigilador.

La Justicia resolvió reducir de cuatro años a tres años y medio la condena a Pablo García Aliverti por la muerte de un ciclista a quien atropelló en la Panamericana, en Buenos Aires, en febrero de 2013, aunque seguirá libre hasta tanto el fallo quede firme.

La Sala IV del Tribunal de Casación bonaerense confirmó la condena por homicidio culposo agravado, pero el fallo del tribunal compuesto por los jueces Natiello, Kohan y Maidana bajó la condena de cuatro años a tres años y seis meses.

El tribunal resolvió "readecuar el monto de la sanción impuesta al encartado, de conformidad con las pautas de los artículos 40 y 41 del Código Penal, en tres (3) años y seis (6) meses de prisión, accesorias legales y costas del proceso, quedando incólumes las demás declaraciones contenidas en la sentencia que se recurre, sin costas en esta sede por haber existido razón plausible para litigar".

El hecho ocurrió el 16 de febrero de 2013, cuando García conducía su auto por la Panamericana en dirección a Capital Federal y atropelló a Reinaldo Rodas (58), quien se dirigía a su lugar de trabajo en bicicleta.

A raíz del impacto, la víctima atravesó el parabrisas y quedó muerto dentro del auto, mientras que el conductor continuó la marcha hasta que fue detenido en la siguiente estación de peaje, donde los policías hallaron el cadáver de Rodas dentro del auto.

Horas después, García fue liberado tras someterse a un test de alcoholemia, que arrojó que tenía 1,45 gramos de alcohol en sangre, casi el triple de lo permitido.

Sin embargo, la defensa del locutor cuestionó luego ese peritaje y lo consideró nulo porque en el ticket impreso por el aparato de la pipeta no figuraba el nombre del acusado.

Por su parte, García declaró por escrito ante la Justicia y negó haber conducido a más de 100 kilómetros por hora e intentado escapar, pero dijo que sí siguió su marcha porque entró en un "estado de shock".

Fuente: Clarín

Te puede interesar

Te puede interesar