“Las melli” Paissio, primeras contadoras del CUSF, destacan el nivel de la educación pública

Educación 04 de marzo de 2018
El pasado lunes María Belén y María Eugenia aprobaron su trabajo final y se transformaron en las primeras egresadas de la carrera.
Mellizas Paissio
"Las mellis" visitaron nuestra redacción para contar su experiencia estudiando en el CUSF

El Centro Universitario San Francisco (CUSF) tuvo esta semana a las primeras estudiantes que egresaron de la carrera de Contador Público que se dicta desde 2013 en la sede de avenida Trigueros. Se trata de las hermanas gemelas María Belén y María Eugenia Paissio, de 23 años, que aprobaron su trabajo final de Integración Profesional con una nota de 10 cada una.

Las flamantes contadoras dialogaron con El Periódico y defendieron su experiencia educativa en la sede universitaria local. “Tuvimos la mejor experiencia. No nos arrepentimos de haber elegido la universidad en nuestra ciudad”, coincidieron “las mellis”.

 Las hermanas Paissio realizaron sus estudios primarios en la escuela Río Negro y la secundaria en el IPEM N° 145 “Dr. Francisco Ravetti”. A la hora de continuar su perfeccionamiento superior Belén estaba decidida a ser contadora, mientras que Eugenia dudaba entre seguir los pasos de su hermana u orientarse hacia alguna ingeniería.

 Finalmente cuando Eugenia se decidió a quedarse en la ciudad para estudiar Contador Público en una escuela privada, el CUSF abría las inscripciones de primer año para la carrera. Fue entonces su padre quien las instó a elegir la universidad pública.

“Fue papá el que un día llegó con la noticia de la apertura del CUSF y nos remarcó el valor de la educación pública”, contó Belén. “Nosotras le hicimos caso y no nos arrepentimos para nada”, agregó Eugenia.

 

Gran nivel

Las primeras contadoras del CUSF destacaron la dedicación, el compromiso y el buen nivel educativo que brindaron los profesores en sus años de carrera.

“Los ‘profes’ siempre tuvieron una dedicación directa con todos, el trato es personal con ellos y esa cercanía es muy valorable y se aprende mucho más”, coincidieron. “Así aprendimos a defender mucho la educación pública porque tiene un gran nivel”, agregaron.

En este sentido, las hermanas también valoraron el hecho de tener la universidad cerca-en su caso a tres cuadras-, y de esta manera generar un ahorro importante para la familia. “Tenemos nuestro hermano que estudió en una universidad privada y sabíamos el costo que representaba, iba a ser muy difícil para nuestros padres poder ayudarnos en nuestras carreras”, admitió Belén.

 180228WEB_MG_3338

 

Futuro

Con respecto al futuro, “las mellis” se encuentran buscando trabajo mientras continúan perfeccionándose en distintos cursos. La idea de ambas es realizar un posgrado ni bien reciban sus títulos habilitantes.

“También estaría bueno buscar experiencias por separado, seguir perfeccionándonos y en un futuro juntarnos las dos en un estudio, sería un sueño”, admitió Eugenia.

 

Anécdotas de aula

Las hermanas recuerdan con buen humor las múltiples anécdotas de aula que les tocó vivir a lo largo de sus años de estudio. “Hubo ‘profes’ que hasta pensaban que teníamos telepatía o algo así -risas-, nos han cambiado de aula por las dudas al momento de los exámenes. Pero no existe nada de eso, sino una estudiaría y la otra no -risas-. Lo que sí existe es que hay un entendimiento de miradas que no tenemos con otras personas”, reveló Belén.

Te puede interesar

Te puede interesar