Nigeria: Boko Haram vuelve a secuestrar a 110 niñas

Local 28 de febrero de 2018
Se trata del rapto más grande desde el asalto a la escuela de Chibok hace ya casi cuatro años.
estudiantes-nigeria-kcOD--1240x698@abc

El Gobierno nigeriano ha confirmado que 110 niñas siguen desaparecidas después de que presuntos militantes de Boko Haram atacasen su escuela en el noreste del país la semana pasada. Se trata del secuestro más grande desde que Boko Haram raptara a 276 niñas de su escuela en Chibok hace ya casi cuatro años.

Varios hombres armados, supuestamente militantes de Boko Haram, aparecieron con camiones en la pequeña ciudad en el estado nororiental de Yobe el lunes 19 de febrero. Testigos dicen que los terroristas pidieron a los vecinos cómo llegar al Colegio Técnico de Ciencia de Niñas y poco después lo atacaron, secuestrando a muchas de las estudiantes.

El ejército nigeriano ha desplegado varios aviones de combate y helicópteros para intentar localizar a las docenas de jóvenes que, según el Ministerio del Interior, siguen en paradero desconocido.

Como ya ocurrió en el caso de la escuela en Chibok – que se encuentra a unos 275 kilómetros de Dapchi - el gobierno de Nigeria aún no ha publicado una lista oficial con los nombres de las desaparecidas y las diferentes agencias federales parecen estar publicando información contradictoria sobre el número de niñas y de militantes implicados en el ataque.

El presidente Muhammadu Buhari ha declarado el secuestro «un desastre nacional», y ha dicho que el país «está con las familias de las víctimas». Pero la tragedia ha atizado una nueva ola de debate sobre la eficacia de las fuerzas de seguridad en acabar con el grupo terrorista. Muchos nigerianos están utilizando las redes sociales para critican al presidente y a varios generales del ejército por declarar, recientemente, que Boko Haram estaba derrotado, cuando aún es capaz de organizar secuestros de tal envergadura.

Ya hace nueve años que el grupo islamista se alzó en armas contra el gobierno central en Nigeria con la intención de crear su propio estado bajo la más estricta ley islámica. Desde entonces, más de 20,000 personas han muerto y 2,6 millones han debido huir de sus hogares debido a la violencia. Las escuelas públicas son un blanco común de sus ataques porque el nombre «Boko Haram» se traduce como «la educación occidental es pecado».

Fuente: ABC

Te puede interesar

Te puede interesar