El Gobierno busca reducir el precio de los medicamentos

Salud 27 de febrero de 2018
La administración intenta bajar hasta un 30% el costo de los remedios que la obra social paga a laboratorios. Los precios actuales están por encima de la inflación.
ARCHI_395609
Los medicamentos aumentaron un 39% en promedio en 2017.

Se sucedieron cuatro reuniones entre funcionarios del PAMI, funcionarios del Ejecutivo y las cámaras que agrupan a los laboratorios para intentar bajar hasta un 30% el costo de los medicamentos que el Gobierno nacional adquiere para la obra social, con valores superiores a la inflación.

Marcelo Peretta, secretario general del Sindicato de Farmacéuticos, dijo a Cadena 3: “Hace años que le pedimos al Estado que dé la batalla contra los laboratorios porque están absolutamente desregulados". 

"Aumentan sus medicamentos por encima de la inflación y de las paritarias, paritarias que a nosotros nos ponen techo, y ese mismo techo lo utilizan para fijar los precios de los medicamentos”, añadió.

Y detalló: “El año pasado, con la inflación del 25% reconocida por el INDEC, los medicamentos aumentaron en promedio 39%, bastante por encima de la inflación reconocida. Esto en promedio, porque hay medicamentos que aumentaron un 200%”

Bien esencial 

Peretta opinó que “es indispensable que el Estado regule el precio de los medicamentos, porque no se trata de un bien comercial, sino de un bien esencial para la salud”.

El gremialista explicó que, según su parecer, “los medicamentos aumentaron tanto porque no hay un Estado que le ponga límites que sirvan para justificar el precio del medicamento. El Estado tiene que controlar, exigiendo la explicación de por qué aumentan, y los laboratorios deberían tener autorización previa a la publicación de los precios como ocurre en otros países”.

Y pidió: “Se debe fijar un precio que garantice que los laboratorios ganen plata, pero que el paciente pueda pagar los medicamentos y no como ahora, que al paciente no le alcanza cuando se le dice el precio de la receta”.

Peretta declaró: “El precio de los medicamentos podría considerarse libre, porque por más que estén en un manual que está en los mostradores de las farmacias, el precio máximo lo fija el propio laboratorio y los precios aumentan mensualmente, como venimos viendo hace dos años". 



"Los precios debieran pasar, desde nuestro punto de vista, por el Ministerio de Salud o por la Secretaría de Comercio con una autorización previa que los justifique”, indicó.

“La industria está cartelizada, se ponen de acuerdo para aumentar el precio, violando la ley de medicamentos genéricos, que promueve la competencia y baja los precios, que promueve que el paciente tenga un mismo producto a un precio menor y controlado por la ANMAT. En Argentina pagamos, por otra parte, muchos impuestos”, detalló.

El secretario, además, opinó: “Se debería llamar a licitación para comprar medicamentos en el PAMI, porque hoy ese contrato está en manos de las grandes cámaras que pasan el precio que ellos sostienen”.

Y relató el procedimiento: “Los laboratorios reciben la receta, la ubican (cosa que debe cambiar, porque el que vende no debe tener control de la receta, la auditoría debe ser externa para verificar si realmente la cantidad y el tipo de medicamentos que se recetan es el correcto), realizan la auditoría, emiten la factura al mes siguiente sobre los gastos que el PAMI tiene que pagar".

Peretta concluyó: “Termina costando mucho más que lo que el PAMI podría gastar, si lo hace por licitación directa o a través de cámaras más pequeñas y laboratorios específicos”.

Fuente: Cadena 3

Te puede interesar

Te puede interesar