Una multitud asistió a la marcha que convocó Hugo Moyano

Local 21 de febrero de 2018
Casi 400 mil personas marcharon por la avenida 9 de Julio de la ciudad de Buenos Aires en reclamo contra las políticas del gobierno nacional. Moyano cargó contra Macri con un duro discurso. Varios gremios de la CGT no adhirieron a la marcha.
resized_1519240579180221028

El secretario general del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, afirmó hoy que tiene "las suficientes pelotas" como para defenderse "solo" de las denuncias que existen en su contra, y aseguró que "nunca usaría a los trabajadores" con otros fines, durante el acto que su gremio organizó en la avenida 9 de julio y Belgrano.

"No tengo miedo de ir preso, estoy dispuesto a ir preso si la Justicia cree que tengo que ir preso. No tengo miedo de que me maten, estoy dispuesto a dar la vida, si es necesario, por los trabajadores", agregó.

Moyano habló ante una multitud (los organizadores dijeron que había unas 400 mil personas) minutos antes de lo anunciado.

A la variopinta manifestación adhirieron algunos sectores de la oposición, como el sindicato de Camioneros, gremios nucleados en la CTA, grupos y movimientos kirchneristas, además de partidos de izquierda.

Columnas de manifestantes enrolados en el gremio de Camioneros, la Corriente Federal de Trabajadores, las dos CTA, movimientos sociales y sectores políticos como el kirchnerismo y la izquierda se congregaron a lo largo de la avenida 9 de Julio donde se montó un escenario de espaldas al ministerio de Desarrollo Social, en la intersección con la avenida Belgrano.

marcha_moyano_1

Desde muy temprano y en el marco de un cierre casi total al tránsito vehícular de las avenidas y arterias que cruzan la avenida 9 de Julio, el gremio camionero comenzó a movilizar a sus afiliados, quienes se ubicaron frente al palco erigido a espaldas de la cartera de Desarrollo Social y en los principales ingresos al perímetro delimitado por las avenidas San Juan, Entre Ríos, Rivadavia y Bernardo de Irigoyen.

Sólo Schmid

En la manifestación de hoy, a Moyano lo apoyó sólo un sector de los gremios que formaron parte de su corte histórica. Entre ellos, el triunviro cegetista Juan Carlos Schmid, los municipales de Amadeo Genta y Rubén "Cholo" García, los ceramistas de Domingo Moreyra, los judiciales de Julio Piumato, Aeronavegantes de Juan Pablo Brey, los guincheros de Roberto Coria y los empleados textiles (Setia) de Mauricio Anchaval, entre otros. 

Otros gremios adheridos a la CGT, nucleados en la Corriente Federal de Trabajadores, que participaron de la movilización fueron los bancarios de Sergio Palazzo, los docentes de Horacio Ghillini, jerárquicos de Luz y Fuerza liderados por Carlos Micucci, curtidores de Walter Correa, judiciales de Vanesa Silley y farmacéuticos de Víctor Carricarte.

Ausentes

Entre quienes no apoyaron la movilización y están distanciados del moyanismo, figuran los mercantiles de Armando Cavalieri, metalúrgicos de Antonio Caló, el gremio de la Sanidad de Carlos West Ocampo y Héctor Daer, Obras Sanitarias de José Luis Lingeri, los estatales de Andrés Rodríguez; el gremio de la construcción de Gerardo Martínez; Luz y Fuerza de Guillermo Moser, taxistas de Omar Viviani, ferroviarios de Omar Maturano y Sergio Sassia, UTA de Roberto Fernández y los mecánicos de Ricardo Pignnanelli.

Macri

Desde un acto en Entre Ríos, Macri llamó a "dialogar" y a  no comportarse con "aprietes y actos mafiosos".

El Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, desestimó la importancia de la heterogénea marcha de Hugo Moyano. "Si va mucha gente, mañana no pasa nada", sentenció. También indicó que la movilización es un "retroceso".

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Te puede interesar