Murió Capitán, el perro cordobés que desde 2007 visitaba la tumba de su amo

Mascotas 19 de febrero de 2018
La historia se hizo conocida a nivel mundial. El animal tenía alrededor de 15 años. Desde que murió su dueño en Villa Carlos Paz no se alejó de la tumba.
Capitan_el_perro_fielCapitan_el_perro_fiel
Capitán vivía en el cementerio de Villa Carlos Paz desde enero de 2007.

La noticia conmovió a Villa Carlos Paz. El caso recorrió cientos de portales y hasta un equipo francés llegó hasta la villa serrana para filmar una película contando la historia, que hoy tiene su punto final.

Capitán, el perro fiel que desde 2007 visitaba la tumba de su amo, fue hallado sin vida este lunes en el cementerio.

El animal tenía alrededor de 15 años y estaba enfermo. Hacía unos años se le había detectado una insuficiencia renal crónica que le provocaba vómitos y un estado de somnolencia.

“Capi” caminaba con dificultad y había perdido parte de su visión. Pero nada de esto le impedía seguir al lado de su dueño hasta el último de sus días.

"El perro tenía una insuficiencia renal que arrastrabas desde hacía 4 años y por la cual recibía una alimentación especial que le deba la gente de FUPA. Lamentablemente su edad y esta condición, hicieron que no pueda resistir, podríamos haberlo internado, pero era para que muera en la veterinaria, así que preferimos dejarlo y atenderlo en el cementerio, donde él vivía y se sentía tranquilo", dijo el veterinario Cristhian Stempels.

Capitan_el_perro_fiel8

El cementerio de Carlos Paz, su hogar

Capitán vivía en el cementerio de Villa Carlos Paz desde enero de 2007. Su historia recorrió el mundo unos años más tarde. Miguel Guzmán, el dueño del perro, falleció en marzo de 2006, y a los pocos meses el animal desapareció de la casa. La familia lo dio por perdido o pensó que había muerto. Fue unos meses después, en una visita al cementerio, cuando se dieron con que el perro había seguido el rastro de su dueño y se había instalado a vivir allí, al lado de su tumba.


Lo que sorprende a quienes conocen la historia es que Miguel murió en el hospital de Carlos Paz y su cuerpo fue trasladado desde allí a una casa velatoria, muy lejos de su vivienda. Según el relato de la familia, ni ese día ni ningún otro el perro los siguió hasta el cementerio.

Héctor Baccega, director del Cementerio municipal de Villa Carlos Paz, había contado a La Voz tiempo atrás: “El perro apareció acá solo y dio vueltas por todo el cementerio, hasta que llegó también solo a la tumba de su dueño. No lo llevó nadie hasta ahí. Y eso no es todo: cada día, a las seis de la tarde, va y se acuesta frente a esa tumba”.

“Capitán recorre el cementerio conmigo todos los días. Pero cuando llega esa hora se va para el fondo, donde está la tumba de su amo. Este perro nos da una lección. Creo que los humanos tendríamos que apreciar más los recuerdos de los que se nos van. Los animales nos enseñan tanta fidelidad”, había dicho Baccega.

Capitan_el_perro_fiel3

En Monte Cristo, otro perro fiel

Un vecino de Monte Cristo, localidad ubicada a 25 kilómetros de la ciudad de Córdoba, fue trasladado años atrás de urgencia al dispensario local, donde murió. El hombre había llegado allí junto a su perrito, al que los vecinos apodaron Alicio.

Desde la muerte de su amo, el animal se mantuvo en guardia frente al dispensario, como esperando su regreso. Nunca se quiso ir. Un grupo de voluntarios lo alimentó y le buscó varios destinos, pero una y otra vez regresa al dispensario. Nadie intenta ya sacarlo de ahí. Hubo otro caso similar en Río Cuarto, el del perro Pirata.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Te puede interesar