Medicina del dolor, para mejorar la calidad de vida del paciente

Salud 04 de febrero de 2018
En agosto se cumplirán 25 años en que LALCEC ofrece la especialidad. Si bien son prioridad, no sólo se atiende a pacientes oncológicos.
multimedia.normal.ad268fb590495cb9.6d756c74696d656469612e6e6f726d616c2e61623262346462616463396261655f6e6f726d616c2e6a7067

Este año, la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (Lalcec) cumplirá 25 años ofreciendo “medicina del dolor”, una disciplina dedicada a tratarlo para evitar el sufrimiento de las personas. 

En la actualidad son dos los profesionales que se abocan a esta área, los doctores  Walter Astegiano y Alberto Chianalino, quienes desde el primer día atienden a los pacientes que llegan con sus dolencias a sus consultorios.

Al respecto, Chianalino explicó que se trata de una especialidad moderna. “Si bien el dolor es una cosa que existió siempre, y es el que nos avisa de cualquier cosa que nos está pasando, la especialidad del dolor no existía hasta hace algunos años. Me recibí de médico en 1972, y en esa época recién se empezaba a hablar del tratamiento del dolor, así que tuve la suerte de hacer algunas cosas con unos compañeros en Córdoba”, precisó.

Según manifestó el profesional, en un principio quienes atendían el tema eran anestesiólogos. “Ahora hay otros médicos que también hacen tratamiento del dolor, seguimos especializándonos”, aseguró.

Para todos los dolores

Si bien en Lalcec el tratamiento está enfocado principalmente a enfermos oncológicos, el procedimiento está indicado para cualquier tipo de dolor.

“Acá en Lalcec tratamos de encausarlo hacia el tratamiento del dolor oncológico, pero de todas maneras hay pacientes que también vienen por problemas de artrosis, columna, cadera, rodilla, neuralgias, cosas así”, detalló.

Tratamiento paliativo

Chianalino se encargó de aclarar que se trata de un tratamiento paliativo, no curativo, que permite aliviar el dolor una vez hecho el diagnóstico. “El dolor nos está avisando que algo anda mal en el organismo. Entonces una vez hecho el diagnóstico hay que calmar el dolor. Es un tratamiento muy efectivo, anda muy bien en pacientes oncológicos, les da una calidad de vida muy importante”, subrayó.

“Es una especialidad que se está ampliando y da mejor calidad de vida”, resumió.

Mitos

El doctor se refirió a una creencia muy extendida en el área, referida al uso de la morfina. “Todo el mundo relaciona el tratamiento del dolor con la morfina, sobre la cual hay un mito. Pareciera que es una cosa terminal, algo que uno toma al final de la vida, y no es así, es un mito. No solo se trabaja con morfina sino también con otras drogas”.

Terapias

Si bien Chianalino se dedica a la medicina tradicional, confirma que hay profesionales que realizan terapias alternativas. Un ejemplo es la acupuntura, aunque se encargó de aclarar que, como ese, hay muchos otros tratamientos alternativos.

“Me da mucha satisfacción”

El doctor manifestó que no podría dejar de hacer lo que hace y resaltó que “si bien no podemos lograr éxito en todos los pacientes, porque es imposible en la medicina, para mí es una satisfacción muy grande cuando viene un paciente o un familiar y me dice que ahora la persona puede dormir”.

“Esto lo hacemos como devolviendo algo a la sociedad de lo que la sociedad nos da”, añadió.

Y destacó: “La atención es gratuita. Me da mucha más satisfacción que el resto de la medicina. La gente es muy agradecida y a mí me da mucha satisfacción calmar un dolor que nadie puede calmar”.

“Lo que hacen es maravilloso”

Catalina Borello, al frente de Lalcec, recordó que el departamento de medicina paliativa funciona desde hace 24 años y que desde aquel entonces los médicos se llegan ad honorem para tratar de aliviar el dolor de sus pacientes.

Si bien en la actualidad son dos los profesionales, había un tercero que también formó parte.

“Realmente lo que hacen es maravilloso, porque le ponen el oído a todos. La gente se va conforme”, explicó.

Atención

Los profesionales atienden los miércoles en la sede de Lalcec, en Córdoba 344.

La titular de la entidad explicó que además se hacen tratamientos de dolor no oncológico. “Por ejemplo hernia de disco, problema de huesos, si te duele la cintura, las articulaciones, eso también lo hacen. Tienen muchísimos pacientes”, manifestó.

En cuanto a la atención, Borello aclaró que cuando es un paciente oncológico se lo atiende por orden de llegada y de manera totalmente gratuita. 

En cambio, para el tratamiento de terapia neural, que realiza Astegiano, hay que sacar turno. “Es más largo y el doctor demora más porque tiene que meterse dentro del paciente para ver cuál es su problema de fondo”, precisó.

Te puede interesar

Te puede interesar