Tras las inundaciones, se recuperó la producción de leche en Córdoba

De la Tierra 22 de enero de 2018
Durante el último mes de 2017, salvo en el departamento General Roca, en el resto de la provincia subió el volumen de materia prima. El presidente de la Rural de San Francisco ratificó el crecimiento aunque pidió previsibilidad.
LECHERAS_0
Establecimientos del departamento San Justo exhibieron un crecimiento en la producción durante el último mes del año pasado.

La producción lechera en Córdoba tuvo en 2017 un año de recuperación, según cifras de la Nación. Luego de las inundaciones registradas en 2016, que afectó de manera significativa la actividad en los tambos de las diferentes cuencas de la provincia, la producción de leche mostró el año pasado una mejoría.

De acuerdo con el último Tablero de Control Sectorial elaborador por la Subsecretaría de Lechería de la Nación, salvo en el departamento General Roca, donde la producción en diciembre pasado habría caído entre un 20 y un 30 por ciento respecto al último mes de 2016, en el resto de los departamentos lecheros de Córdoba la producción muestra aumentos que van desde menos del 10 por ciento hasta el 30 por ciento.

¿Dónde creció más?

Los tambos ubicados en el departamento Marcos Juárez son los que exhibieron una mayor recuperación, con aumentos hasta el 30 por ciento en su producción. Un escalón por debajo, con crecimiento hasta el 20 por ciento, se registró en el departamento Unión, Juárez Celman, General San Martín y Tercero Arriba.

Los establecimientos en el departamento San Justo y Río Cuarto exhibieron un crecimiento en la producción durante el último mes del año pasado menor al 10 por ciento.

Previsibilidad

Es lo que había pedido el presidente de la Sociedad Rural San Francisco y titular de la cabaña El Porvenir, Javier Cassineri, en una entrevista con El Periódico. “Lo ideal sería poder tener perspectivas a futuro y saber un poco cuánto se va a cobrar y cómo nos vamos a ir manejando con cada empresa. En esta zona se han perdido muchos tambos, se han achicado rodeos. Las complicaciones del año pasado se debieron a las inundaciones, el margen para producir leche era muy bajo y prácticamente estábamos trabajando a pérdida. Ahora cuando el precio va acompañando se le va poniendo pilas nuevamente y la eficiencia necesaria”, sostuvo.

Según el dirigente rural en los últimos cuatro años se perdieron entre 15 a 20 tambos. “Es un número importante para la zona. Por eso quizás cuando uno recorre gran parte del departamento San Justo se ve mucha agricultura”, comentó.

Te puede interesar

Te puede interesar