Son brasileros y llegaron a San Francisco en medio de una recorrida en bicicleta por nuestro país

Sociedad 09/01/2018
Se trata de Tiago (31), Camila (28) y Frida (4), su perrita.  Hace siete meses dejaron su país para conocer otros destinos.
Viajeros
Tiago, Camila y Frida, de visita en San Francisco.

Hace siete meses, Tiago (31), Camila (28) y Frida (4), su perrita, decidieron salir de Blumenau, una ciudad de Santa Catarina, Brasil, para emprender un viaje por Argentina en bicicleta.

Esta semana pasaron por San Francisco y hablaron con El Periódico acerca de su experiencia.

¿Por qué decidieron emprender este viaje?

Tiago: Venimos de Brasil, salimos hace siete meses, en un recorrido que hicimos en bicicleta. Fue una transición, estábamos viviendo en una ciudad muy grande, San Pablo, y nos gustaría volver a nuestra ciudad, más tranquila. Pero Brasil está en crisis ahora y optamos por hacer una transición más larga, para ver si cuando volvemos el país está un poco mejor económicamente. Y así disfrutamos un año sabático.

¿Cómo financian el viaje?

Camila: Yo soy publicista y Tiago es ingeniero civil. Sigo trabajando, trabajo por internet y cuando tengo WIFI trabajo un poquito.

T: Trabajamos antes de salir. Queríamos disfrutar el viaje plenamente. Ella sigue trabajando, ayuda mucho, pero ya habíamos trabajando antes. Ahí tenemos la mezcla de recursos para seguir viajando.

IMG_0946

¿Cuál fue el recorrido que hicieron hasta acá?

T: Salimos de Santa Catarina, nuestra provincia en Brasil, bajamos por la costa de Brasil, hicimos toda la costa uruguaya, cruzamos hacia Buenos Aires, Bahía Blanca. De ahí fuimos hasta Neuquén, Zapala, Junín de los Andes, Bariloche, una región muy hermosa, de ahí volvimos a Villa La Angostura, cruzamos a Chile, bajamos a Puerto Montt, hicimos la carreta austral, cruzamos a Argentina por El Chaltén, hay un cruce que solo se hace caminando o en bicicleta. De ahí fuimos a El Calafate, Río Gallegos, Río Grande y Ushuaia. Eso en bicicleta. Después hicimos dedo desde Ushuaia hasta Río Cuarto y estamos volviendo pedaleando desde Río Cuarto hasta nuestra casa en Brasil.

¿Cuánto le calculan para llegar?

T: Un mes y medio o dos, son como 1700 kilómetros.

¿Se disfruta más la idea o la vuelta?

T: Como todo en la vida cuando estas llegando al final de un plan empiezas a hacer otros planes para después. Ahora la cabeza está un poco más en lo que viene después. Aun así quisiéramos recorrer un poquito más de Argentina porque nos gustó mucho la hospitalidad, muy buena gente, por donde pasamos mucha ayuda. Entonces no fuimos directamente a Brasil, vinimos a Córdoba, no eran los planes venir por acá pero el camionero que nos levantó en Ushuaia venía por acá y pensamos que iba a ser una buena oportunidad y estamos encantados. Fue especial. No imaginábamos que iba a ser tan bueno así.

¿Qué fue lo que más les gustó hasta ahora?

T: Es complicado. Hay muchas cosas. El sur, la Patagonia, donde los paisajes cambian entre pampa y cordillera, hay nieve, hay desiertos, mucho viento, y la carretera austral de Chile. El Chaltén, El Calafate, los lagos, es muy distintos a lo que estamos acostumbrados a ver. 

¿Qué dificultades han sorteado en el camino?

T: Pedalear con viento en contra en tramos largos que no hay nada ni nadie. Ahora la dificultad está siendo el calor, empezado temprano, parar temprano, tuvimos algún que otro problema mecánico pero los arreglamos sin tantas dificultades.

¿Cómo planificaron el trayecto?

C: Usamos una aplicación, hicimos la programación y salimos. No fue mucho, solo pedalear y seguir hasta la otra ciudad.

T: Es fácil porque las ciudades están cerca.

C: En Neuquén nos quedamos como cuatro días sin nada, por eso hay que hacer un buen planeamiento.

¿Qué dijo la familia de esta aventura?

C: Nos apoyaron.

T: Están acostumbrados, saben que somos un poquito locos, entonces no fue ninguna sorpresa. Sus padres quedaron más animados con el viaje que nosotros.

¿Dónde recibieron el año nuevo?

T: En Río Colorado.

¿Cuál es la idea a partir de ahora?

T: Estamos buscando un lugar para quedarnos. Pensamos quedarnos un día descansando, conociendo la ciudad, y salir mañana. Por el momento los planes son volver, volver a trabajar porque hay que hacer plata para seguir viajando y cuando nos enojemos de seguir trabajando ahí viajamos otra vez.

Te puede interesar

Te puede interesar