San Isidro vuelve a los entrenamientos

Deportes 03/01/2018
Retomará los entrenamientos a las 10 en el estadio Severo Robledo. No estará Germán Sciutto, debido a que se recupera de una lesión; ni Devin Carter, que arribará a la ciudad el fin de semana.
_MG_9132
Los entrenamientos comenzarán a las 10.

Este miércoles desde las 10, en el estadio Severo Robledo, el primer equipo del Club Atlético San Isidro retomará las sesiones de entrenamientos de cara a la reanudación de la competencia luego del receso por vacaciones.

San Isidro, volverá a jugar el 10 de enero en condición de local ante Deportivo Norte de Armstrong en un nueva fecha de la Conferencia Norte de la Liga Argentina 2017/18.

Dentro de las ausencias, Germán Sciutto no será de la partida, ya que se recupera de una ruptura de alto grado del peroneo estragalino de su tobillo izquierdo y podrá ser tenido en cuenta recién dentro de 30 0 45 días, según demande la plena recuperación de la dolencia que afecta al capitán.

Tampoco estará la reciente incorporación, Devin Carter. El jugador estadounidense llegará a San Francisco el fin de semana para sumarse a sus nuevos compañeros y ponerse a la orden del cuerpo técnico de cara al duelo ante Norte y los partidos venideros.

Previo al reinicio de las actividades, el director técnico Julián Pagura analizó lo realizado hasta aquí por sus  dirigidos: “El balance del año en cuanto a lo deportivo no es bueno obviamente, los números marcan la irregularidad que tuvimos. Claramente fuimos un equipo de local y otro de visitante, no llegando a conseguir ninguna victoria en esa condición. Pero sabemos que estas cosas pueden pasar en el inicio, en el medio del torneo o al final y todo esto nos sirve para madurar, corregir errores, barajar y dar de nuevo. Nadie trabaja para perder, ni para que las cosas no salgan, asique estamos abocados a mejorar y trabajar para salir lo antes posible de esta situación”.

“No hay comparación entre esta y la temporada pasada para mí, somos un equipo totalmente distinto, con otros jugadores, que como todo inicio y con un equipo nuevo hay que ensamblar, tenemos jugadores muy jóvenes que están haciendo sus primeras armas en la categoría y en la cual nosotros confiamos a futuro que nos van a dar mucho. Estamos construyendo un equipo y eso no es de un dia para el otro, aunque los tiempos del profesionalismo sean distinto, tenemos un plan y lo estamos llevando a cabo”, expreso el entrenador venadense.

Las inferiores, en primer plano

Ante la consulta sobre el balance y metas de las divisiones formativas, Pagura aseguro que: “En las divisiones inferiores tuvimos un gran año, competimos a un muy buen nivel, coronamos el año con el campeonato argentino U19 que es histórico para el club, la ciudad y el deporte de San Francisco. Estamos llevando adelante un trabajo de reclutamiento, profesionalizando las divisiones inferiores y dándole mucha importancia a la formación, tratando de tener cuerpos técnicos estables en el tiempo y que los chicos se comprometan con una idea. No es fácil, pero vamos por buen camino y queremos lo mejor para el basquet de San Isidro, con los que puedan llegar a ser profesionales dandole todo para que lo sean y los que no, porque club trabaja para formar personas y lo demás lo va a decir el tiempo”.

En un análisis del año que pasó y siempre pensando en llevar a adelante las metas trazadas en el principio del proceso que Pagura encabeza, este indicó que los objetivos que se han trazado se están cumpliendo, y que “los jóvenes están teniendo los minutos que queríamos y la importancia dentro del equipo, dejamos ir a varios chicos para que se sigan desarrollando. El cuerpo técnico y la dirigencia estamos abocados a eso y atentos a cada cosa que le pasa a nuestros jugadores y queremos que crezcan acá o en otro lado”.

“Los proyectos son de los clubes, no de los entrenadores, yo lo que hago es llevar adelante un plan que la dirigencia me planteó, en base a mi idea y experiencia. Trabajamos y vemos a cada uno de los jugadores del club y todos van a tener posibilidades, pero la competencia profesional es otra cosa, nosotros tenemos el deber de formar a los jugadores y darle la experiencia necesaria para que sepan lo que significa ser profesional, que no solo son minutos de juego, son muchas más cosas: respetar a los mayores, los horarios, entrenar doble turno, cuidarse en todo aspecto, viajar con el equipo profesional, saber de qué se trata. Hoy los jóvenes creen que ser jugador de básquet es jugar solamente y no es así”, explicó el DT.

La experiencia no se compra, se adquiere, vos sentado en un banco de suplentes ves cosas que después te sirven para tu futuro, lo mismo en un viaje, en un hotel, en el trato con el entrenador. El trato de un entrenador de un equipo profesional no es el mismo que uno de mini básquet o U19. Hay otras cosas en juego y eso también es formación. La gente ve el producto terminado, pero atrás de ese producto hay horas y horas de experiencia para poder poner a alguien minutos importantes en cancha”, finalizó Pagura.

Te puede interesar

Te puede interesar