Vecina advierte por engaño telefónico para obtener números de tarjeta de crédito

Policiales 06/12/2017
Una vecina alertó de que recibió un llamado de un supuesto gerente de una tarjeta de crédito pidiendo autorización para una compra inexistente. Y con la supuesta intención de proteger al cliente, le terminan pidiendo los números de la tarjeta.
f960x0-74036_74054_15
Con la supuesta intención de proteger al cliente, le piden los datos de la tarjeta.

Una vecina de nuestra ciudad advirtió de un intento de estafa que vivió este miércoles, cuando recibió un llamado telefónico de un hombre que se hizo pasar por gerente de una tarjeta de crédito y en el cual le pedía los números de su tarjeta para autorizar una compra inexistente. Por suerte, durante la conversación la mujer advirtió que se trataba de un engaño y finalmente no dio esa información, pero se comunicó con El Periódico para alertar de esta modalidad y así prevenir a otros ciudadanos que reciban un llamado similar.

El procedimiento de los estafadores es el siguiente: llaman a la víctima para alertarle de una compra importante y pedirle su autorización. Y con la supuesta intención de proteger al cliente o evitar una compra no autorizada, le terminan pidiendo todos los números y datos de su tarjeta de crédito, los cuales pueden utilizar luego para realizar compras y estafas. Y las víctimas, al creer que las están protegiendo, muchas veces terminan por dar esa información.

Isabel, una vecina de 64 años, explicó a este medio que aproximadamente a las 10 de este miércoles recibió un llamado al teléfono fijo de su domicilio. Del otro lado, un hombre se presentó como el gerente de Tarjeta Naranja y le explicó que necesitaba su autorización para una compra importante que se estaba haciendo en una conocida cadena de electrodomésticos de la ciudad. Según la mujer, tenía muy buena dicción y una forma muy correcta de hablar, que no hacía sospechar nada extraño.

Demasiadas preguntas 

"Me dijo que era la Naranja Mastercard, que yo no la tengo, y me pareció que se había equivocado. Me dijo que estaban haciendo una compra importante con mi tarjeta y que se necesitaba autorización. Le dije que no podía ser, entonces me preguntó si tenía la tarjeta conmigo, si la había perdido o si alguien podía estar haciendo alguna compra con una extensión", detalló la mujer. De esta forma, le hacían creer que la llamada era por su seguridad.

Luego de hacerle otras consultas, por ejemplo cuándo había utilizado la tarjeta por última vez, el supuesto gerente le preguntó a Isabel si su tarjeta comenzaba con unos números, los cuales efectivamente coincidían, aunque esos primeros números son fáciles de obtener. "Ahí se quedó callado y me preguntó por los otros números, y también por el número de la parte de atrás de la tarjeta. Yo me di cuenta y le contesté que si era el gerente él debía tener esa información, que yo no le iba a dar ningún número y que se habían equivocado de nombre porque yo no tenía Naranja Mastercard. Me dice que no, me dijo mi nombre, mi dirección y tenían todos mis datos. Buscaban los números de la tarjeta", agregó Isabel.

Finalmente, la mujer se negó a darle más información y el supuesto gerente comercial le dijo que no autorizaban la compra. "Pero más de uno se los puede dar, si te agarran mal parada le podés dar esos datos pensando que alguien está comprando con tu tarjeta. Mucha gente se los puede dar fácilmente. Me dijo que la tarjeta era Mastercard y no la tengo, pero otro sí la puede tener", concluyó la mujer. 

Te puede interesar

Te puede interesar