Białystok, una cerveza artesanal bien regional

Buen Comer 09/11/2017
Es elaborada en Las Varillas, desde donde se abastece a Villa María, Córdoba y próximamente a San Francisco y otras localidades.
Lucas Riback Bialystok
Lucas Riback, en la fábrica de Białystok.

Hace algunos años nació en Las Varillas Bialystok, una nueva cerveza artesanal. Se trata de un producto que surgió como un pasatiempo de su creador, Lucas Riback (31), y que de a poco fue ganando terreno hasta trascender fronteras. Hoy abastece a bares de Villa María, Córdoba y próximamente a San Francisco y otras localidades como Carlos Paz, Río Cuarto y Rosario.

Riback habló con El Periódico y contó que empezó como un pasatiempo.No lo veía como una potencial actividad económica. Ya venía haciendo birra y empecé a ver el cambio. Se veía que se venía el consumo de cerveza artesanal. Mi viejo y mis hermanos me empezaron a motivar. Ellos me apoyaron y salió esto”, explicó.

Si bien recién en marzo armó la instalación para fabricar en serie y hace pocos meses se lanzó como actividad comercial, lo cierto es que Riback fabrica la bebida desde que tiene 18 años.

El growler

Además de las pintas en los bares, otra de las formas de venta de esta cerveza a los consumidores es a través de botellón o growler, es decir, aprovechando la nueva tendencia que se ve principalmente en otras provincias como Mendoza y Neuquén.

“En Neuquén explotó la moda del botellón. Lo positivo de este envase es que una botella de un almacén puede que no esté cuidada de la luz ni de la temperatura, se cae mucho la calidad. En esto tenés frescura, siempre y cuando se tome dentro de los tres días de elaborada. El botellón tiene dos litros. Es una moda que empezó en Estados Unidos”, detalló Riback.

Aprendizaje

El joven recordó que la primera cerveza que fabricó fue a partir de un artículo que se llamaba “Mi primer birra”. “Era bien básico, una receta de cocina para hacer cerveza. A los quince días estaba lista. ¡Pero era intomable!”, recordó entre risas.

Ya mucho más perfeccionado con los años, una de las que elabora actualmente es una Blonde Ale (rubia). “Es una cerveza bien liviana que no tiene mucho carácter y no asusta el paladar del que nunca tomó una cerveza artesanal. Me sorprendí porque hago estilos americanos un poco más amargos, con el carácter del lúpulo, que son raros para el paladar, pero la gente las consume. Me pone contento porque son las birras que me gustan hacer”, explicó sobre su producción actual.

Hoy también produce estilos American Pale Ale, Imperial IPA, Nut Brown y Extra Stout.

Objetivo

Las metas, aseguró, fueron cambiando con el tiempo. “En un principio quería hacer dos mil litros por mes, después tres y ahora siete”, aclaró. Y reveló que la idea es, para el próximo año, alcanzar los 20 mil litros por mes.

De todas maneras, subrayó que antes que la cantidad prefiere hacerse conocer por la calidad del producto. “Yo no sabía lo que era el desarrollo de una marca, el posicionamiento. Voy conociendo de a poco. La idea es hacer birra de calidad y que nos hagamos conocidos por eso. Uno no sabe hasta dónde quiere llegar”, fundamentó. 

EL NOMBRE

Bialystok refiere a una ciudad de Polonia donde nacieron los ancestros paternos de Riback.

Te puede interesar

Te puede interesar