Un viaje de amigos rosarinos terminó en una pesadilla terrorista en Nueva York

Más información 01/11/2017
Un atropello con tintes yihadistas en Manhattan dejó al menos ocho muertos, de los cuales cinco eran argentinos. Otro compatriota permanecía internado. El autor del ataque también estaba hospitalizado.
jleyes_manhattan_
El atacante manejó una camioneta a lo largo de 20 cuadras, atropellando a transeúntes y ciclistas en la zona sur de Manhattan.

Lo que debía ser un viaje de reencuentro y camaradería terminó en pesadilla. De los ocho muertos que dejó ayer el ataque terrorista en Nueva York, se confirmó que al menos cinco eran rosarinos que habían viajado a la ciudad estadounidense como parte de un grupo de amigos la promoción ’87.

La Cancillería argentina informó por la tarde que “ciudadanos argentinos” se encontraban entre los muertos que dejó la carrera letal de un inmigrante uzbeco de 29 años, que atropelló a transeúntes y ciclistas a lo largo de 20 cuadras de bicisenda en el sur de la isla de Manhattan.

Por la noche, la misma Cancillería reveló los nombres de las víctimas fatales argentinas: Hernán Mendoza, Diego Angelini, Alejandro Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi.

Un sexto argentino, Martín Ludovico Marro, se encontraba ingresado en el Presbiterian Hospital de Manhattan, recuperándose de las heridas sufridas y fuera de peligro, según el parte oficial. El atropello masivo dejó en total 15 lesionados.

En tanto, los argentinos Ivan Brajkovic, Juan Pablo Trevisan y Ariel Benvenuto no sufrieron heridas, aunque estaban en estado de shock.

“El Consulado General sigue trabajando en permanente contacto con las autoridades policiales y el centro hospitalario que recibió al afectado, así como con los familiares en Argentina”, agregó el comunicado.

En este marco, el comunicado oficial expresó sus condolencias y acompañamiento a las familias de las víctimas.

Antes de la comunicación oficial, el encargado de brindar información parcial sobre la cantidad de víctimas fue el cónsul argentino en esa ciudad estadounidense, Mateo Estreme.

La prensa rosarina explicaba anoche que el grupo de ocho exestudiantes del Instituto Politécnico había viajado a Nueva York para visitar a Marro, quien formaba parte de la promoción y ahora reside en Estados Unidos. Hace años que tenían programado este viaje.

El presidente argentino, Mauricio Macri, envió sus condolencias a través de un mensaje en redes sociales: “Profundamente conmovido por las trágicas muertes de esta tarde en Nueva York. Nos ponemos a disposición de los familiares de las víctimas argentinas”.

Y agregó: “Volvemos a hacer un llamado de paz para que estos horrores terminen”.

Escena de horror

Testigos del ataque describieron escenas de pánico y sangre, con gente gritando del miedo y la bicisenda cubierta de cuerpos y bicicletas arrolladas.

Aunque el ataque no fue reivindicado, el modus operandi remite a los atropellos masivos que el grupo islamista radical Estado Islámico (EI) perpetró en varias ciudades europeas en los últimos años.

La Policía de Nueva York dijo que el vehículo, una camioneta alquilada, circulaba por una calle del Bajo Manhattan cuando subió a una bicisenda situada al borde del río Hudson y atropelló a varias personas. El conductor continuó su travesía hasta chocar con un ómnibus escolar.

Testigos citados por la cadena CNN afirmaron que el atacante se bajó del vehículo y gritó en árabe “Allahu akbar” (Dios es grande), la clásica arenga de los islamistas radicales.

El comisario de la Policía de Nueva York, James O’Neill, dijo que el conductor hizo una declaración al bajar del vehículo y, aunque no precisó lo dicho, aseguró que le hizo deducir que se trató de “un acto de terrorismo”.

El autor del atentado, de 29 años, fue baleado, herido en el abdomen y detenido por la policía. Tenía en su poder dos pistolas que resultaron ser falsas, explicó el comisario O’Neill en una conferencia de prensa junto al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

El atacante se encontraba hospitalizado y no se brindaron detalles sobre su condición.

¿Lobo solitario?

Hasta anoche se creía que el conductor actuó solo y no había indicios de que hubiera otro tipo de amenaza en la ciudad estadounidense, precisó el gobernador de Nueva York.

“Esto fue un acto de terror especialmente cobarde, dirigido contra civiles inocentes”, declaró, por su parte, el alcalde de Blasio, quien calificó los hechos como una “horrible tragedia”.

El presidente estadounidense, Donald Trump, tachó de “enfermo y perturbado” al autor del atropello múltiple. “Las agencias de seguridad están siguiendo esto de cerca. ¡No en Estados Unidos!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Te puede interesar