Dolor en el periodismo: murió Edgardo Antoñana, de TN

Más información 03/10/2017
Tenía 62 años y era un clásico en la pantalla de Todo Noticias los fines de semana. Sufrió un aneurisma. Vivía en Pinamar.
antoñana

El mundo del periodismo argentino se vio golpeado este lunes por la noche cuando se confirmó la muerte de Edgardo Antoñana, el conductor del noticiero matutino de los fines de semana de TN (Todo Noticias).

Según informó TN, Antoñana murió a causa de un aneurisma. Se encontraba en la localidad de Pinamar.

El periodista, de 62 años, había nacido en Neuquén, en la ciudad llamada Plaza Huincul.

Su vida

Había estudiado locución en Buenos Aires y más tarde, durante la época de la dictadura, viajó a Europa.

En Inglaterra, trabajó en la BBC en Londres donde estuvo en el Servicio Latinoamericano.

Regresó a la Argentina en la democracia y fue productor del programa de Susana Giménez.

Luego de pasar por varios medios de televisión abierta y del cable, llegó a Todo Noticias adonde se desempeñó hasta el pasado domingo. Lo conocían como el "Gruñón", pero era un hombre sensible que amaba a los animales. En los tiempos libres rescataba perros de la calle.

Sus compañeros lo recordaron con mucho cariño. En losúltimos años había intentado dejar el cigarrillo, esa maldita adicción que lo venía aquejando. Era hincha de Independiente.

No estaba casado, no creía en el matrimonio, pero vivía en pareja desde hacía mucho tiempo.

La señal de noticias TN confirmó la muerte de Antoñana a las 0.20 del martes. "Por pedido de la familia, esperamos hasta este momento para dar la noticia", dijeron los conductores del segmento.

Última entrevista

En agosto le habían realizado su última entrevista en TN.

Periodista: En TN hay veces que se te ve muy enojado, indignado por algunos temas. ¿Es un acting?

Antoñana: Todos en cierta medida hacemos un personaje. Cuando discuto con los muchachos de TN Deportivo por ejemplo, hago un personaje, porque yo voy poco a la cancha. Los periodistas tenemos que tener un 2 por ciento actoral, el resto sería cinismo. Pero hay cosas que me conmueven de las noticias. He llorado presentando notas en cámara y no tengo ningún tipo de capacidad actoral. Hay cosas que me indignan, como hay cosas que me producen alegría y satisfacción. Me encanta en cámara rescatar los valores, las cosas que se perdieron. No soy conflictivo, puedo calentarme pero se me pasa a los cinco minutos. Si me enojo con mi productora, al rato le doy un beso. Mis enojos tienen que ver con un compromiso, con temas que me importan.

Periodista: Se te nota muy sensible también.

Antoñana: Sí. Yo tendría que haber sido un naturalista, el hijo de Darwin. Tengo una historia con los animales, el hecho de haber perdido a mis padres jóvenes hace que yo no tolere el abandono. No puedo ver a nadie que esté abandonado, el abandono de un niño, de un perro, de los necesitados, a mí me subleva. Si mañana se murieran todos los tigres, elefantes, hormigas, estaríamos solos, no nos podríamos conmover por nada. Hay perros que podrían educar a un niño abandonado mejor que una madre golpeadora porque enseñan valores, como la lealtad.

Fuente: La Voz del Interior

Te puede interesar

Te puede interesar