No es pura espuma: crearon en San Francisco un barril ambulante para vender cerveza en la zona

Motor 19 de septiembre de 2017
Fue inventado por dos jóvenes, dueños de un bar, para despachar cerveza en eventos. El “beer truck” tuvo su debut en Zenón Pereyra el pasado sábado.
IMG_0115
El beer truck sanfrancisqueño.

El pasado fin de semana debutó oficialmente el “beer truck”, un expendedor de cerveza con forma de tonel gigante que fue creado por dos jóvenes de nuestra ciudad. Se trata de Marcos Piccino y José María Alliais, cuñados y dueños de un bar, quienes buscaban ampliar sus horizontes.

“Lo hicimos para poder despachar cerveza -cuenta Marcos a El Periódico-. Tenemos un bar y José vino con la idea de poner chopp, pero no el tradicional, sino de buscar una cerveza artesanal, no sólo la rubia clásica, sino poner otros sabores. Así empezó. Pusimos tres sabores en el bar, fuimos probando. A la gente le costó pero le gustó”.

IMG_0109

Bar ambulante

Ambos reconocen que la cerveza está teniendo un auge importante. “Hay mucha gente que está cocinando de forma casera. Entonces dijimos ‘demos un pasito más’. Él tiene los camiones, la cabeza pensante, y yo soy el ejecutante”, explica Marcos sobre la iniciativa.

Las primeras ideas surgieron al ver, en internet, despacho de comida en carros. “Ahí nos empezó a picar el bichito y empezamos”, revela, y agrega que arriba tienen todo montado, es un bar ambulante. "Nosotros vamos, paramos con el camión, levantamos las ventanas y vendemos”, resume.

Equipamiento

Según detallan, dentro del tonel gigante hay una cámara con todas las cervezas en barriles y con sus respectivas canillas expendedoras.

Por el momento pueden conseguirse tres variedades: cerveza rubia, roja y negra, que tienen su origen dentro de la misma ciudad. A futuro, los jóvenes planean anexar otros tipos.

21751378_1725462557760006_8880010689203917575_n

La obra

Los jóvenes aseguran que en el proceso, que arrancó “de cero”, hubo mucha prueba y error. “Si bien tenemos algunos conocimientos nunca habíamos hecho un barril y menos de esas dimensiones”, expresa José. 

Debut

El debut del barril gigante llegó el sábado pasado. Fue en Zenón Pereyra en el marco de la 4ª edición de las 300 millas de Santa Fe y la 6ª Fiesta del Ajenjo y la Fonda Italiana.

“Estamos peleando por el segundo destino. Queremos que sea en San Francisco pero no depende de nosotros”, adelanta Marcos.

José aclara, además, que si bien en San Francisco está prohibida por ordenanza la venta de alcohol en la vía publica, la idea nunca fue esa sino ir a festivales y eventos privados.

Te puede interesar

Te puede interesar