Después de Irma, José: varias islas arrasadas vuelven a estar en alerta

Sociedad 10/09/2017
Tras la devastación de los últimos días, la llegada de otro ciclón podría agravar la situación en el Caribe.
2529196h765
En Caibarien, un pueblo cubano, Irma provocó destrozos foto.

Las islas caribeñas de Saint-Martin y Saint-Barth, devastadas por el paso de Irma, entraron en una carrera contra reloj ante la llegada del huracán José, que con vientos de hasta 150 km/h interrumpirá las tareas que llevan a cabo para paliar las necesidades de sus poblaciones.

El paso de dos huracanes tan potentes al mismo tiempo por el Atlántico "no tiene precedentes conocidos", declaró Frédéric Nathan, del servicio de meteorología francés.

José amenaza con paralizar las comunicaciones aéreas, mientras que las marítimas ya están suspendidas. Es un rompecabezas para los equipos de rescate, que tratan de retirar agua y de acercar a los habitantes de esas islas víveres y materiales por los efectos de Irma.

La isla franco-holandesa de Saint-Martin, que tiene 70.000 habitantes, está repleta de residuos, trozos de chapa, chatarra y vegetación. Los escombros podrían transformarse por el paso de José en "proyectiles capaces de herir o matar", advirtió el comandante de la marina holandesa Peter Jan de Vin. Es "ilusorio" creer que la isla pueda estar correctamente preparada para la llegada de este huracán, agregó.

En el pequeño aeropuerto de Grand-Case, sólo los habitantes más vulnerables -mujeres embarazadas, chicos y personas mayores- eran evacuados hacia la vecina Guadalupe. En Saint-Martin se abrirán nueve refugios con capacidad para 1600 personas durante el paso de José, pero la gente no tiene suficiente información y algunos preguntaban ayer a los socorristas y gendarmes dónde se encontraban los refugios.

Para rematar la situación, tampoco se podía garantizar la seguridad en todas partes. Militares franceses y holandeses patrullaban por las calles, aunque varios testigos informaron sobre negocios saqueados. En la parte francesa, 11 personas fueron arrestadas por los saqueos. "El ambiente es siniestro. La gente circula armada", indicó Jan de Vin.

Las autoridades quieren esperar a que pase José para distribuir más agua y alimentos. "Ya se distribuyeron 3000 raciones alimentarias y 100.000 más serán entregadas", indicó Jacques Witkowski, director de la división de seguridad civil y gestión de crisis de la isla.

La aseguradora pública francesa afirmó que los daños provocados por Irma en las dos islas ascenderían a 1450 millones de dólares. En total, el huracán causó 25 muertos en su paso por el Caribe, entre Saint-Martin, Islas Vírgenes británicas y norteamericanas, Puerto Rico y Antigua y Barbuda.

Fuente: La Nación

Te puede interesar

Te puede interesar