El desesperado pedido de una nena a María Eugenia Vidal por el maltrato de su madre

Policiales 11/08/2017
A través de una carta que se hizo viral, Valentina de 10 años, contó el calvario que vive cada vez que visita a la mujer y su nueva pareja
2510950w640
La carta se difundió por un grupo de Facebook.

"Mi nombre es Valentina, tengo 10 años. Fui víctima de abuso y violencia por parte de mi mamá y su novio y tuve mucho sufrimiento cada vez que me tocaba ir a su casa", comienza el manuscrito que una nena dirigida a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, donde le pide ayuda urgente.

Si ese inicio no es suficiente señal de alerta, Valentina siguió su carta donde detalló:"Yo le conté al juez . No respeta mis derechos y quiere que se haga una revinculación que yo no quiero. Yo no quiero ver más a mi mamá. ¡No quiero sufrir más! ¡Quiero ser feliz!".

El desesperado pedido de la nena ya llegó a Vidal, según confirmaron desde la gobernación bonaerense y dijeron que se está trabajando en el caso desde áreas concretas.

El magistrado sindicado en la carta de Valentina es Daniel Jorge Williams, titular del Juzgado de Familia N° 6 de La Matanza.

El reclamo de respeto a sus derechos por parte de Valentina, que vive con su padre, se hizo viral luego de que una mujer compartiera la carta en un grupo de Facebook llamado: "Niños en riesgo".

La palabra del juzgado

"Es una causa que comenzó en el 2013 y casi desde ese momento que la nena no ve a su mamá. Se demoró tanto tiempo porque el padre no se presentó en reiteradas oportunidades al juzgado y tampoco llevó a la nena", dijeron a LA NACION desde la oficina de Williams y aclararon que la decisión de la revinculación es por un fallo no sólo de ellos, sino de la Cámara de Apelaciones N° 2 en lo Civil y Comercial bonaerense.

"Hace un año la Cámara falló igual que nosotros y, como el padre de la nena siguió evitando el contacto, fuimos intimados a arbitrar todas las medidas necesarias para que se lleve adelante la revinculación con la madre", agregaron desde el Tribunal.

"Se tomaron todos los recaudos y siempre se priorizó el derecho de la nena. Hubo exámenes psicológicos y el lugar donde se iban a producir los encuentros de la nena con la madre iba a ser en el juzgado. Sin embargo, el padre no la trajo", detallaron desde el juzgado con sede en La Matanza.

Te puede interesar

Te puede interesar