Incidentes durante el desalojo de Pepsico: trabajadores denuncian represión

Sociedad 13/07/2017
Las fuerzas de seguridad avanzaron sobre las carpas de los operarios que acampaban en el acceso a la fábrica. Trabajadores denunciaron brutal represión.
Ampliar
Fuerzas de seguridad detuvieron a varias personas y desmantelaron las carpas instaladas en la puerta de la fábrica,

Unos 200 agentes de la Gendarmería Nacional y de Infantería intentaban desalojar esta mañana la planta de la empresa multinacional Pepsico, ubicada en Florida, partido de Vicente López, que está ocupada por trabajadores que se quedaron sin trabajo tras el cierre del establecimiento, el 20 de junio último.

Además, las fuerzas de seguridad detuvieron a varias personas y desmantelaron las carpas que habían sido instaladas en la puerta de la fábrica, en la calle Posadas al 1200. Mientras tanto, los trabajadores resisten el desalojo desde el techo del edificio.

"Vamos a resistir acá en el techo, y si algo nos pasa, hacemos responsable aMacri[Mauricio], a Vidal [María Eugenia] y a la jueza [Andrea Rodríguez Mentasty]", advirtió el delegado de la comisión interna Camilo Mones en referencia al Presidente, a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires y a la titular del Juzgado de Garantías N°3 de San Isidro, a cargo de la causa.

"La lucha va a seguir"

“Entraron rompiendo todo. Vidrios, puertas y ventanas. Palos y gases. Y amenazas. Amenazas de todo”, relató desde adentro de la planta Camilo Mones, delegado de los empleados despedidos. Alrededor de 20 trabajadores permanecieron en el interior de la fábrica ocupada por la Infantería de la Policía Bonaerense tras la brutal represión en los alrededores del lugar. Finalmente fueron desalojados. "Peleamos hasta el final. Nos sacaron pero la lucha va a seguir. Esto no se termina acá”, aseguró .

Luego del ingreso violento de la policía, el delegado y varios operarios y operarias se resguardaron en una de las terrazas de la planta para evitar ser detenidos. Desde allí pidieron que se dejara entrar a una comisión de diputados y abogados para negociar la salida de los trabajadores. “Sólo queríamos negociar. Pedíamos trabajo y nos rompieron la cabeza”, se indignó frente a la actitud de la policía.

Pepsico cerró su planta de Florida, donde se fabricaban snacks salados, porque era "inviable" por "cuestiones logísticas y operacionales". Más de 500 personas se quedaron sin su fuente laboral. Según la empresa, la decisión es "inamovible", "irreversible". La multinacional operará desde su planta ubicada en Mar del Plata, pero esa sucursal no absorberá a los trabajadores cesanteados. Según explicaron fuentes de la empresa, "tomarán trabajadores de la zona".

En la fábrica trabajaban 691 personas: 155 que realizaban tareas administrativas fueron relocalizadas en otras oficinas, pero el resto -536 personas- quedó sujeto a aceptar o no las condiciones de indemnización que negoció la compañía con la Lista Verde, que responde a la conducción del sindicato de alimentos, en manos de Rodolfo Daer.

Fuente: Télam / Página 12. 

Te puede interesar

Te puede interesar