Buenos Aires: siete alumnos construyeron un robot y ahora competirán en Estados Unidos

Educación 12/07/2017
Los jóvenes de Quilmes aprendieron a programar en 4 meses y participarán de las olimpiadas First Global, en Washington.
Ampliar
El equipo se llama “Tango Robotics Team” y el robot “Tango 01”.

Siete estudiantes de una escuela secundaria de Quilmes aprendieron en cuatro meses a programar y lograron construir un robot con el que participarán de las olimpíadas First Global, una competencia de robótica que se desarrollará desde el 14 de julio en Washington, Estados Unidos, junto con más de 160 equipos de todo el mundo.

Será la primera vez que un equipo de chicos argentinos participará de esta competencia que tiene como lema “cuidemos el agua”.

Es que la idea central será que todos los proyectos que se presenten tengan como objetivo limpiar ríos, mares y lagunas para cuidar el medio ambiente. El grupo de chicos argentinos creó un robot que puede diferenciar pelotitas de color rojo (agua contaminada) y azul (agua limpia) y las separa.

“La idea surgió este año cuando unos compañeros le insistieron al colegio para que armara un taller de robótica, porque había varios que tenían ganas de aprender. Por suerte en la escuela nos escucharon y armaron un curso extracurricular al que podía ir cualquiera pero los sábados", cuenta Martín D'Ambrosio, uno de los integrantes del equipo compuesto por 7 alumnos de entre 15 y 17 años.

Y sigue: "Nos anotamos algunos y los que daban el curso nos propusieron armar un robot en cuatro meses para competir, no sabíamos mucho pero aceptamos y acá estamos con muchas ganas de viajar y de ganar”.

El equipo se llama “Tango Robotics Team” y el robot “Tango 01”, porque -cuentan- es el primero en participar de este torneo: “Ganar no es lo primordial, porque sabemos que es difícil, pero nos tenemos fe. Ya vimos otros robots y no están mucho mejor que nosotros, creemos que tenemos chances”, sostiene Martín, de 16 años que para participar tuvo que cambiar su esquema de vida. “Como era los sábados, dejé de ir a cumpleaños y actividades que hacía. Le pusimos muchas ganas y estamos conformes y orgullosos de cómo lo terminamos”, cuenta.

Con el cuidado de los recursos naturales como motivación y la búsqueda de potenciales líderes en tecnología y matemáticas, First Global -el organizador del evento- premia la creatividad y la capacidad de cooperación entre los equipos que representan a cada país.

Los robots diseñados por cada uno de los más de 160 tuvieron las mismas piezas para desarrollar su invento, así no existen diferencias entre los competidores.

Comenzaron en marzo con el armado de la idea y fue en mayo cuando empezaron a construirlo: “Una de las partes más difíciles fue 'decirle' al robot que una pelotita es la contaminada y la otra no. Lo que hicimos fue crear una luz led que tiene un sensor y que mide el color con números. Así puede discriminar si es roja o azul”, cuenta el joven.

El problema fue que la mitad del equipo no tenía ningún conocimiento avanzado en robótica: “Fue complicado, pero lo resolvimos. Yo creo que con trabajo, cualquiera puede construir un robot”. Washington los espera.

Fuente: Clarín

Te puede interesar

Te puede interesar