Viviendas de Cáritas: los inscriptos no tienen que volver a anotarse

Local 22 de octubre de 2012
Un anuncio esperado

Sin dudas era un anuncio esperado en una ciudad que veía como sus localidades vecinas, entre ellas Morteros y Las Varillas, se sumaban al programa social de autoconstrucción de viviendas que rubricaron tiempo atrás Cáritas Argentina con el Gobierno nacional.

La Municipalidad donó en la semana ocho hectáreas a Cáritas local para la construcción de 200 viviendas en cuatro etapas de 50 unidades.  El anuncio estuvo a cargo del intendente Martín Llaryora y los lotes se ubican al sudeste de la ciudad, dentro de las 52 hectáreas adquiridas hace unos meses por la actual administración. 

Según explicó el presidente de la institución en San Francisco, Marcelo Suppo, desde que se conoció la existencia del programa en el ámbito nacional se anotaron unas 300 familias en nuestra ciudad. No obstante, la inscripción se volverá a abrir en los próximos días (todavía no está confirmada la fecha) para aquellos que aún no lo hicieron.
 

La iniciativa

Se basa en la autoconstrucción de viviendas asistida por esfuerzo propio y ayuda mutua de los propios beneficiarios del programa, supervisados por equipos técnicos o capacitadores de la institución. Los trabajos se realizan en la medida en que se reciben las partidas giradas por el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

“Hay toda una cuestión social porque quien hace su vivienda va aprendiendo un oficio”, resaltó Suppo.

Por otra parte, el Concejo Deliberante ya dio el visto bueno a la ordenanza donde se donan estas tierras. Además, Llaryora se comprometió a que las hectáreas tengan los servicios esenciales como la apertura de calles, el agua corriente y la electricidad.

 

Las casas que se construyen

Las unidades habitacionales que se construyen constan de tres dormitorios, baño, cocina y comedor, con una superficie cubierta de 73 m2, con todas las comodidades y servicios básicos. El programa también contempla la mano de obra calificada para los trabajos especializados, como instalación sanitaria o eléctrica, y al capacitador que con su presencia permanente en obra organiza el trabajo y enseña. Los prototipos son diseñados por los equipos técnicos locales y consultados con las familias destinatarias.

 

CLAVES

-Se puede inscribir cualquiera para las viviendas. Sin embargo, es un equipo de profesionales que a través de estudios socioeconómicos determinan quiénes serán los beneficiarios. No hay sorteo.

-El beneficiario del terreno no debe pagarlo porque es una donación de la Municipalidad. Si deberá abonar una cuota accesible a Cáritas, según el nivel socioeconómico de cada uno. Este dinero luego se utiliza para seguir con el programa.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar