Crucificado: policías quedan libres pero siguen investigados

Policiales 30 de mayo de 2014
Crucificado: policías quedan libres pero siguen investigados
manifiestan en frontera a favor de policia
manifiestan en frontera a favor de policia

Se trató de una audiencia de medida cautelar solicitada por la Fiscalía local, que investiga los hechos en los cuales se encuentran imputados seis policías que se desempeñaban en la Comisaría 6ª de Frontera, en el marco de la denuncia radicada por Víctor Robledo, un joven residente en esa ciudad que apareció crucificado a un palo con cinta de embalar, en un sector de la ciudad de San Francisco, y cuyo caso adquiriera resonancia nacional a través de los medios de comunicación.

Los seis policías que se desempeñaban en la Comisaría 6ª y que son objeto de investigación son Carlos Flores, Gabriel Gerbaldo, Francisco Campos, Alejandro Farías, Leonardo Gómez y Raúl Monges.

Justamente esa resonancia periodística, fue puesta sobre la mesa, y motivó la única reflexión ejercida sobre el tema por el juez de IPP Alejandro Mognaschi, que interviene en la causa, al final de la audiencia, que alcanzó las dos horas de duración.

Libres

En todos los casos, el Juez resolvió medidas alternativas a la prisión preventiva, quedando los acusados en libertad; tres de ellos bajo el pago de caución y los otros tres bajo “promesa jurada” de someterse al procedimiento penal.

Así, los policías imputados Carlos Flores (exjefe de la Comisaría 6ª), Francisco Campos (exsubjefe de la misma dependencia) y Leonardo Gómez, se los intimó a presentarse en el Ministerio Público de la Acusación (Fiscalía Regional) los días viernes, teniendo prohibido comunicarse con la víctima Víctor Robledo, y pagar una caución de $ 10 mil -en el caso de Flores-, $ 7 mil -en el caso de Campos-, y también $ 7 mil -en el caso de Gómez-, luego de lo cual recuperarán la libertad bajo fianza.

Para el caso de Gabriel Gerbaldo, Raúl Monges y Alejandro Farías, el Juez resolvió también que deben presentarse en el Ministerio Público de la Acusación los días viernes, teniendo prohibido comunicarse con la víctima, y quedando en libertad bajo “promesa jurada”.

Más denuncias

En un comunicado, se informó que la Unidad Fiscal de Rafaela se encuentra investigando otros hechos delictivos en los que nuevamente se encontrarían involucrados personal de la Comisaría 6ta. de Frontera, departamento Castellanos.

Allí expresan que alguno de los funcionarios policiales habrían privado ilegítimamente de la libertad a dos personas, una de las cuales al encontrarse en calabozos de la Comisaría totalmente desnudo y esposado de espalda contra la reja y con sus manos fuera de la misma, fue obligado a comer su propia materia fecal y luego beber la orina de dos personas que se hallaban en el lugar, quien luego de haber vomitado fue forzado a esparcírselo por todo su cuerpo.

Se hicieron numerosas tareas investigativas; entre ellas reconocimientos en rueda de personas, de los cuales obtuvieron resultados positivos.

En relación al segundo hecho, el mismo implicó el uso de armas de fuego en perjuicio de una persona durante el mes de abril en el Barrio Acapulco de la localidad de Josefina, provincia de Santa Fe, quien como consecuencia de los disparos sufrió lesiones en uno de sus dedos de la mano izquierda y la quebradura del fémur de su pierna derecha.

La víctima y testigos identificaron a personal policial de la dependencia policial aludida como autores del ilícito. (Fuente La Opinión de Rafaela)

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar