El papa Francisco pidió en Asís que el dolor sea escuchado

Policiales 04 de octubre de 2013
El papa Francisco pidió en Asís que el dolor sea escuchado

El papa Francisco manifestó hoy durante su visita a los niños discapacitados y enfermos del Instituto Seráfico de Asís, que el dolor y el sufrimiento deben ser "escuchados y reconocidos".

"Estamos entre las llagas de Jesús, estas llagas deben ser escuchadas, deben ser reconocidas", dijo el pontífice en su primera alocución pronunciada en esta localidad del centro de Italia, cuna del patrón del país, San Francisco de Asís, "Il poverello". 

Fue un discurso emotivo e improvisado pues el pontífice optó por no pronunciar el que había preparado con anterioridad, y se dirigió a los niños del Instituto directamente. 

"Sobre el altar adoremos la carne de Jesús, en él encontramos las llagas de Jesús. El Jesús escondido en la eucaristía, en estas llagas, que tienen necesidad de ser escuchadas", afirmó el papa, que subrayó que esa atención deber llegar por parte de aquellos que se llaman a sí mismos cristianos. 

"El cristiano adora a Jesús, busca a Jesús. El cristiano sabe reconocer las llagas de Jesús y hoy todos nosotros aquí tenemos la necesidad de decir que estas llagas deben ser escuchadas", afirmó el pontífice. 

Y agregó: "Hay otra cosa que nos da esperanza, Jesús está presente entre vosotros, en la carne de Jesús, en estas personas están la llagas de Jesús". 

Francisco subrayó que un detalle "interesante" es el hecho de que cuando Jesús resurgió era "bellísimo, no tenía heridas ni moretones, sino que solo quiso conservar las llagas y se las llevó al cielo". 

"Las llagas de Jesús están aquí y están en el cielo delante del padre. Nosotros cuidamos aquí las llagas de Jesús y él desde el cielo nos muestra sus llagas y nos dice a todos nosotros: te estoy esperando", añadió. 

Tras su visita al Instituto Seráfico, el pontífice se dirigió a la iglesia de San Damián, para rezar.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar