García Aliverti: Uno no puede pedir perdón por algo de lo que no se siente responsable

Policiales 25 de septiembre de 2013
García Aliverti: "Uno no puede pedir perdón por algo de lo que no se siente responsable"

Las pericias psicológicas al locutor Pablo García Aliverti, quien en febrero último atropelló y mató a un vigilador en la autopista Panamericana cuando manejaba en estado de ebriedad, fueron postergadas hasta el próximo lunes, según confirmó el abogado defensor Adrián Albor.

Si bien la audiencia había sido convocada para hoy a las 10:30 en la sede de la Asesoría Pericial ubicada en la calle Moreno 623, en ese distrito del norte del Gran Buenos Aires, el abogado aclaró que ya había solicitado una postergación para el próximo lunes.

"Hace 15 días le avisamos a la fiscalía que Pablo no podía concurrir el 25. Sí podrá ir el próximo lunes", dijo el letrado en declaraciones a la agencia Télam.

Fuentes judiciales explicaron a esta agencia que, además de la audiencia del lunes, los peritajes continuarán al menos dos días más, mientras que los exámenes psiquiátricos está previsto que se lleven a cabo el 2, 8 y 9 de octubre próximo.

En tanto, Pablo García se refirió al hecho al cual está imputado y deslindó su responsabilidad. "Ya hablé con la familia y me puse a su disposición. Uno no puede pedir perdón por algo de lo que no se siente responsable", sostuvo hoy mientras paseaba a su perro. 
 
Al respecto, responsabilizó al hombre atropellado del accidente, al señalar que "estaba circulando en Panamericana en bicicleta" y "que no podía circular por ese lugar". 

El siniestro ocurrió el 17 de febrero cuando García (28) iba solo conduciendo su Peugeot 504 en el ingreso al ramal Pilar en su cruce con la ruta 25 cuando embistió a Reinaldo Rodas (53), que iba en bicicleta por la banquina y por el impacto ingresó por el  parabrisas y quedó dentro del habitáculo, al lado del conductor.

Enojo de la familia

Tras las declaraciones de esta mañana, el hermano del vigilador embestido, Aldo Rodas, señaló al Canal 26 que el trámite de las pericias psicológicas y psiquiátricas es "para zafar".
 
"Hay una necesidad de obstaculizar", dijo el familiar de la víctima. Y agregó: "Le pedí que se ponga a disposición de la Justicia. Entendí que eso no era hacerse pasar por loco".

Además, se mostró ofuscado por las palabras expresadas esta mañana por el hijo de Eduardo Aliverti. "Ya se está viendo el total desprecio que él tiene por los demás. Son gente con mucho ego, cuando ya le pasó el shock tendría que haberse acercado (a la familia), pero hay gente que no tiene relación y por ahí vive en otro mundo", concluyó.

La causa

García explicó que nunca intentó escapar tras el incidente, ya que "podría haber tomado cualquiera de las salidas que se indican en la Panamericana", y no lo hizo. Luego, afirmó que la empleada del peaje desmintió en su testimonio las versiones periodísticas sobre que había trasladado a la víctima durante 17 kilómetros sobre el capó del auto y que había bromeado al llegar a la cabina del peaje sobre si tenía que "pagar doble".

A través de un escrito, García declaró a comienzos de mayo y aclaró que no se detuvo tras el accidente porque entró en "estado de shock" y pidió su sobreseimiento a la fiscal María Inés Domínguez.

Domínguez lo indagó con una acusación alternativa que incluye la imputación inicial por "homicidio culposo agravado" -sin intención y con una pena de 2 a 5 años de cárcel-, pero también otra más grave por "homicidio simple con dolo eventual", que se castiga con entre 8 y 25 años de prisión.

Según un estudio que se le practicó tras el accidente, tenía 1,45 gramos de alcohol en sangre, casi el triple del dosaje máximo permitido, pero el joven se negó a contar dónde había estado.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar