Un chico cayó de un juego en el parque de diversiones ICON Park, ubicado en Orlando, Florida, Estados Unidos, según informaron los medios locales. El adolescente de 14 años se encontraba junto a su familia a bordo de la llamada Free fall (Caída libre, en español), considerada como la más alta del mundo del parque de atracciones, cuando no pudo sostenerse y cayó al vacío.

En las imágenes que se hicieron virales en las redes sociales se puede ver que el chico se desplomó de su asiento y cayó al suelo frente a la gente que estaba en las cercanías del lugar. Tras el accidente, el joven fue llevado de emergencia al hospital, donde murió horas después a causa de las heridas que sufrió.

“La investigación para determinar esta muerte aún está en sus primeras etapas”, advirtieron las autoridades de los Estados Unidos, quienes emitieron un breve comunicado tras conocerse el fallecimiento del chico y sus posibles causas. “Al principio pensamos que era parte del viaje o lo que sea, hasta que nos acercamos un poco más y era una persona tendida en el suelo. Todo el mundo estaba entrando en pánico y gritando”, señalaron los agentes a la cadena Fox35.

La torre de descenso, conocida como Free fall, fue diseñada para transportar a un máximo de 30 personas en butacas individuales adheridas a su estructura de ascenso y descenso. El ICON Park tiene las atracciones más altas del mundo, y la atracción de donde cayó el menor cuyo nombre no trascendió tiene 131 metros de altura. El “atractivo” del juego consiste en escalar la torre en forma circular hasta la cima, posteriormente las butacas se inclinan 30 grados hacia el suelo para comenzar una caída libre a una velocidad cercana a los 120 kilómetros por hora.

Durante este descenso y a pocos metros de llegar a la zona “segura”, se habría producido el accidente del joven que se encontraba con su familia disfrutando del juego. Según informaron los medios locales, el juego del complejo de entretenimiento se había estrenado en diciembre pasado. Hasta el momento tampoco se dieron a conocer los detalles de lo que pudo haber originado el accidente. Los testigos del accidente indicaron que vieron a alguien desprenderse de los asientos mientras estos estaban en movimiento.

No obstante, el medio local Spectrum News 13 conversó con el director de ventas y marketing del grupo Slingshot, que opera el parque, John Stine, quien dijo que el adolescente tenía puesto el cinturón de seguridad. “Sí (lo tenía puesto). Eso es lo que sabemos hasta el momento. De nuevo, operamos el juego con todas las medidas de seguridad y todo está en su lugar. Esta es la razón por la que estamos llevando a cabo una investigación”.

En su sitio web, ICON Park presenta, entre otras atracciones de clase mundial en altura, algunas aventuras en tierra. Pero se destaca por la Rueda de la fortuna, una “asombrosa ruleta” de observación de 400 pies de altura y la torre de descenso. Además, está el famoso museo de cera Madame Tussauds de Orlando, el Vida marina en el Orlando Aquarium, el juego de Teatro 7D Motion, el Museo de las ilusiones en el Pearl Express Train para los más pequeños e incluso jóvenes, y el Orlando StarFlyer, conocido como la hamaca más alta de los Estados Unidos.

Fuente: La Nación