La Universidad de La Matanza (UNLaM) tuvo una iniciativa para que los egresados no tiren comida durante los festejos cuando se reciben: ofrece cotillón a cambio de alimentos. 

Los familiares y amigos de los alumnos que van al egreso pueden cambiar los alimentos que llevan por un kit de cotillón. Lo recolectado es donado a comedores del partido de La Matanza. 

"Festejo responsable" nació como iniciativa del Centro de Estudiantes de la alta casa de estudios. A cambio de alimentos para donar, entregan espuma, serpentina y papel picado. El programa se implementó en julio con el objetivo de evitar el desperdicio de alimentos, según difundió Clarín

“El objetivo es que de acá a un año y medio no se tire más comida para festejar los egresos. Entendemos que es una cuestión cultural y no podemos prohibirle eso a la gente, pero podemos conscientizar. Como país estamos transitando un momento muy difícil, en el que hay muchas familias que no tienen para comer, es una realidad que se ve mucho en nuestro Municipio y es por eso que decidimos hacer algo para ayudar a que no siga sucediendo”, señaló.

Para eso, los estudiantes hicieron un acuerdo con la empresa de espuma Rey Momo, que tiene en su área de responsabilidad social un programa muy similar al que la UNLaM está implementando.