La nueva conducción de la Federación de Centros Vecinales de la ciudad que tiene a cargo a Juan Molina como presidente y a Carlos Giordano como vice, trabaja para convocar a todos los centros vecinalistas de la ciudad para programar proyectos en conjunto.

Así lo manifestaron los flamantes dirigentes en diálogo con El Periódico, donde destacaron que ningún miembro pertenece a trabaja para el municipio y que sus cargos son ad honorem.

“Estamos empezando a llamar a todos los Centros Vecinales con o sin personería jurídica para conseguir que los 30 que existen se afilien a la Federación y de esta manera coordinar y consensuar trabajos en conjunto”, sostuvo Juan Molina.

Según los dirigentes en la actualidad solo son 16 los Centro Vecinales adheridos a la Federación y muy pocos con personería jurídica.

Beneficios

Por este motivo, Molina adelantó que se encuentran en tratativas para que un funcionario de Inspección de Personas Jurídicas (IPJ) llegue a la ciudad para capacitar a los vecinalistas en cómo realizar los trámites que les permitirá, entre otras cosas, solicitar subsidios ante la Provincia para realizar mejoras o trabajos en los Centros Vecinales.

“La intención es que participen todos. Queremos llevar adelante un proyecto superador a lo que se venía haciendo, por eso vamos a iniciar una campaña para que todos los Centros Vecinales se afilien”, agregó Giordano.

Sumar a todos los barrios: el plan de la nueva conducción de la Federación de Centros Vecinales

Desorganizada

Los integrantes de la nueva comisión coincidieron en que encontraron una Federación “bastante desorganizada”. “Tenía algunos inconvenientes de no haber presentado los balances en término, había un desorden respecto a la personería jurídica. Hoy hemos logrado un orden, estamos arrancando de nuevo con esta conducción, de las personas que estamos nadie pertenece al municipio, son cargos ad honorem, no se percibe ningún tipo de sueldo ni viáticos es totalmente voluntario”, expresó Giordano.

Y admitió que: “La relación con algunos barrios se había cortado porque había vecinalistas que no coincidían con la gente que estuvo en la Federación desde 2011 hasta 2015. Se tuvo que organizar una comisión normalizadora para ordenar todo y se convocó a una nueva asamblea para elegir autoridades”.  

Por último, Molina insistió en que lo que resta del año trabajarán para con los Centros Vecinales en distintos puntos, entre ellos mejorar las condiciones de seguridad de cada sector.