AFIP anunció hoy un incremento en los aportes que se deben pagar por contratar empleadas domésticas. La medida del organismo que conduce Alberto Abad se conoció a través de la resolución 3848, publicada en el Boletín Oficial, y regirán a partir de junio.

Según la nueva escala, la carga social por la contratación de una empleada doméstica por menos de 12 horas semanales pasará de 19 a 34 pesos. En caso de que el servicio sea de entre 12 y 16 horas, el aporte subirá de 35 a 63 pesos. A su vez, para aquellos empleadas domésticas que trabajen más de 16 horas, el aporte aumentará de 233 a 419 pesos.

De esta manera, el importe que deberán pagar los contribuyentes será de $ 176 en caso de que la empleada trabaje menos de 12 horas por semana, $ 252, entre 12 y 16 horas horas trabajadas semanalmente; y $ 684 en el último rango -16 horas o más-.

En los considerandos de la resolución, la AFIP explicó la medida en base al financiamiento que necesita el sistema previsional: "La necesidad de mantener el debido financiamiento del Sistema Nacional del Seguro de Salud y del Régimen Nacional de Obras Sociales aconsejan adecuar el monto de las cotizaciones previsionales fijas a fin de garantizar el goce de las prestaciones al creciente número de sujetos que acceden a ellas".