En la madrugada de ayer, cinco motocicletas fueron secuestradas por infringir diferentes normas, como la falta de uso de casco y/o papeles, y ocho automóviles fueron retenidos por alcoholemia positiva en sus conductores.

Se trató del resultado de una serie de controles que llevó adelante la Dirección de Policía Municipal, dependiente de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad de San Francisco, en forma conjunta con Policía de la provincia de Córdoba y Gendarmería Nacional, en diferentes puntos de la ciudad.

Retuvieron ocho autos por alcoholemia positiva y cinco motos por diversas infracciones

“Continuaremos realizando estos operativo de tránsito ya que permiten que los vecinos de la ciudad circulen de manera segura. Es fundamental que tomemos conciencia de la importancia de cumplir con las normas establecidas, para lograr un San Francisco ordenado y que la convivencia en la vía pública sea óptima para todos”, manifestó el secretario de Gobierno Rodrigo Buffa.