El Gobierno posó su atención en la infusión preferida por los consumidores argentinos. En un contexto donde la   no detiene su ritmo alcista y apela a estrategias que cuiden el bolsillo, el Ejecutivo amplió el número de empresas proveedoras de yerba mate. Lo hizo con la mirada puesta a asegurar los precios acordados y el abastecimiento de ese producto.