Al menos ocho niños de San Francisco desde hace años le dan pelea a algún tipo cáncer o lograron ganarle la batalla a esta enfermedad en este último tiempo, cuyas familias saben lo que es atravesar esta tormenta cargada de angustia, temor, y muchas veces trámites burocráticos y judiciales que no pueden esperar en esos momentos tan crueles.

Por esto, esas familias junto a otras de toda la provincia luchan porque se apruebe una Ley Oncopediátrica en Córdoba que le garantice cobertura total en medicación, tratamientos, diagnóstico y todo lo que necesita el paciente en tiempo y forma. Además de asistencia social al niño y a la familia, con el fin de poder cumplir con todos los derechos de los menores que atraviesan por esta dura enfermedad que se presenta de diferentes maneras, por lo que cada caso es particular.

Los padres de estos niños y niñas en la provincia formaron un grupo para contenerse e impulsar con más fuerza el pedido para que se presente en la Legislatura de Córdoba este proyecto, tal como se viene haciendo en otros distritos. Por eso solicitan a los vecinos que compartan en las redes sociales el hashtag #yoapoyolaleyoncopediatrica para visibilizar la lucha.

“La Ley dará mejor calidad de vida a los niños” 

Con solo 5 años, Santino Arce tuvo que afrontar un linfoma no Hodking y un tumor en el riñón. Tras varios meses de lucha con tratamiento y quimioterapia pudo ganarle la batalla al cáncer, y luego le extirparon el órgano afectado para evitar futuras recaídas. Hoy tiene 8 años y continúa con los controles periódicos.

“Después de cuatro años hace vida normal, va a la escuela, practica fútbol, pero tiene controles cada tres meses. Por cinco años tiene posibilidad de hacer algún tipo de recaída, por eso el alta definitiva la dan recién después de diez años”, explicó la madre, Paola Zurbriggen.

-¿En qué puede ayudar la Ley Oncopediátrica?

En mi caso no lo sufrimos tanto porque la mutual se hizo cargo de todo, pero hay otras mutuales que no se hacen cargo de muchas cosas que son imposible afrontar para una familia, y el niño lo necesita con urgencia. Incluso hay muchas familias que ni siquiera tienen mutual y se les hace muy complicado. Esta ley vendría a dar una mejor calidad del niño y no tener que pasar por esa burocracia que complican tanto. Uno de los puntos es que los padres tengan licencia con goce de sueldo para poder asistir a su hijo. Muchos padres han perdido el trabajo por no poder estar en los dos lados.

Más de ocho familias de San Francisco pelean por una Ley Oncopediátrica

“La Ley es fundamental para salvar a los niños”

Con 12 años, Lautaro Bronzone fue diagnosticado en 2019 con leucemia mieloide, una enfermedad poco común en los más chicos. Fue internado en el Hospital de Niños de Córdoba capital y después de seis meses de batallar, el tratamiento de quimioterapia dio resultado y el cáncer entró en remisión.

“La lucha fue muy dura. Estuvo internado en terapia mucho tiempo pero pudo salir afortunadamente. Sigue con controles pero el riesgo de una recaída está siempre”, comentó Adriana, la madre.

-¿Para qué es necesaria la ley?

Lautaro tiene mutual pero la burocracia es muy alta y desde un primer momento nos dijeron que no se iban a hacer cargo de cubrir el tratamiento. En ese tiempo de desesperación, una persona nos ayudó y nos consiguió una cama en el Hospital de Niños Santísima Trinidad y ahí lo atendieron completamente. Logró ganar la batalla después de varios meses. Sigue con controles cada mes pero hasta ahora venimos bien. La ley puede ayudar a que los niños tengan los medicamentes y el diagnóstico en tiempo y forma. Esto es fundamental para salvar a los niños.

Más de ocho familias de San Francisco pelean por una Ley Oncopediátrica

“Nuestros niños batallan con su cuerpo y no pueden esperar”

Con solo 3 años, Benjamín Druetta fue diagnosticado en 2018 con un tumor neuroblastoma en la zona sacra. Recibió todo su tratamiento en la Argentina y todavía al día de la fecha sigue habiendo laceraciones de tumor en su cuerpo.

“Como papás tenemos la tranquilidad de que buscamos por todo el mundo tratamientos posibles para él pero se encuentra con su enfermedad pausada. Es una bomba de tiempo que puede seguir así o que puede despertar. Somos optimistas y nos enfocamos de que hoy por hoy Benja está saludable y activo”, expresó la madre, Eliana Serrano.

-¿Ley Oncopediátrica puede cambiar algo?

Es importante la ley para que apoye no solo a la familia, sino también a los niños oncopediátricos. Hoy necesitamos que legisladores de la provincia ingresen el proyecto a la Legislatura y que la respalden. Necesitamos que nuestro ministro de Salud, Diego Cardozo, preste atención a los cinco proyectos de ley que enviamos a la Cámara de Diputados y Senadores porque nuestros niños batallan con su cuerpo y no pueden esperar más. Uno de los puntos más importantes es que tengan una credencial que los identifique como paciente oncopediátricos. También que la medicación sea entregada en tiempo y forma. Y que toda la familia esté acompañada emocionalmente y psicológicamente por el Estado.

Más de ocho familias de San Francisco pelean por una Ley Oncopediátrica

“La Ley es fundamental porque los niños no tienen los mismos tiempos que el sistema”

Con 10 años, a Ramiro Agüero le descubrieron un sarcoma de ewing en la columna en el año 2018. Tras una larga pelea hoy se encuentra mucho mejor, con un buen pronóstico y sin quimioterapia. Tiene puestos estabilizadores de columna porque tuvieron que sacarle mitad de ella. Está casi sin secuelas, con medicación para su dolor.

“Rami está muy bien. Su columna por ahora no necesita una cirugía, pero se debe controlar. Está volviendo a muchas actividades y reconstruyendo su vida después de su gran tormenta. Está recuperando otra vez su amor a la vida”, contó Jésica Orellano, la madre.

"El proyecto de ley está muy parado, no se consiguió que algún legislador de la provincia lo presente en la legislatura de Córdoba. Por eso necesitamos que el gobernador Schiaretti nos escuche", dijo.

"Es fundamental porque los niños no tienen los mismos tiempos que el sistema, que más allá de que se cubren las medicaciones no se da en tiempo y forma, tampoco dan la cantidad necesaria muchas veces, no hay turnos en los hospitales con la urgencia que ellos lo necesitan. Todo eso hace que la salud de los niños se deteriore y pierdan la oportunidad de recuperarse y salvar sus vidas", señaló.

Más de ocho familias de San Francisco pelean por una Ley Oncopediátrica