El derrumbe de un edificio en Miami y sus lamentables consecuencias puso en estado de alerta al Colegio de Ingenieros Civiles de la provincia de Córdoba, desde se informó que se encuentran elaborando un proyecto de ley provincial "para auditar las estructuras de edificios de cierta envergadura y evitar tragedias".

Según se explicó, el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, Federico Martí, la propuesta fue elaborada porque "en Córdoba, hay construcciones de las más variadas y no hay una normativa que obligue a un control periódico".

Martí se mostró sorprendido con lo ocurrido en la ciudad estadounidense, ya que se trata de un país donde las normas son más rigurosas: “Efectivamente sorprende lo ocurrido, más que todo por el lugar donde se dio el hecho, en un país donde se hacen controles y hay normas, donde son más rigurosos que nosotros (por Argentina), entonces el punto de inflexión es qué pasa en nuestras latitudes”, dijo.

Ingenieros Civiles de la provincia preocupados ante la falta de controles en edificios

En diálogo con FM 97.1 El Periódico Radio, Martí indicó que el derrumbe de este edificio, que dejó como saldo 11 víctimas fatales y 150 desaparecidos, pudo haber sido causado por un motivo o una secuencia de varios: “Uno de los puntos que se habló fue del terreno donde han florecido los humedales. Otro sostiene que había habido agua durante mucho tiempo en las cocheras subterráneas y en un tercero que hubo sobrecarga por trabajos en la parte de la azotea. Puede ser uno de ellos o la combinación”, señaló y afirmó: “Para que se desplome de esta forma el edificio debió haber signos anteriores que no fueron alertados. Y es parte de la investigación. La estructura ha dado indicaciones de que algo podía pasar”.

¿Qué pasa en la provincia y qué pasa en la ciudad?

Martí informó que hace unos cuatro años empezaron a trabajar en un proyecto de ley y seguridad estructural que fue aprobado como iniciativa del Colegio de Ingenieros Civiles acompañado de las universidades de Córdoba, Tecnológica y Católica: “Desde ese tiempo Córdoba cuenta con una ley de seguridad estructural como marco normativo que deben tener todas las construcciones. El segundo paso es el tema de control, de las auditorías, de tener un legajo completo de obras. Hoy en día son contados con los dedos de una mano los municipios donde se exigen los planos completos, donde estén los tamaños de vigas, de hierros, fundaciones como así también las instalaciones. San Francisco y Río Cuarto son de los pocos municipios donde se pide un legajo completo, no así la ciudad de Córdoba que hace 20 años donde no se pide ningún detalle estructural ni de instalaciones. Ningún edificio de los últimos 20 años tiene ese detalle”, afirmó.

En base a ello, para Martí la única manera de conservar los edificios y que sigan siendo utilizables es que se les haga mantenimiento y controles periódicos para que se prolongue su vida útil lo máximo posible.

“Lo que ocurrió en Miami puede pasar en Córdoba; si pasa en un lugar donde hay controles, donde está normado que a los 40 años se hace el primer control y después cada diez años se sigue cómo no va a pasar en un lugar donde prácticamente nadie hace controles”, dijo.

A la Legislatura

El Colegio de Ingenieros Civiles de Córdoba solicitará audiencia con presidentes de los distintos bloques de la Legislatura de Córdoba para presentar su proyecto en los próximos días.

Al ser consultado sobre que se busca definir con la iniciativa, Martí respondió: “El proyecto trata de definir los edificio de acuerdo al tipo y uso de sus instalaciones. No es lo mismo un hospital, un edificio de 20 pisos, una casa o un estadio de fútbol. Cada uno tiene requerimientos distintos y un plan de mantenimiento diferente. Lo importante es fijar eso por ley, después lo municipios con su poder de policía deben hacer exhaustivamente los controles para no quedar a la deriva. No todas las obras se hacen para una vida eterna”, aseguró.