Un grupo de familias tomó en los últimos días unos terrenos sobre el camino interprovincial, frente al supermercado Chapulín y entre avenida Las Malvinas y bulevar 9 de Julio, mientras reclaman que les permitan poder comprarlos para construir viviendas. Según aseguran los ocupantes, son unas 100 familias.

Desde la Justicia, el fiscal Bernardo Alberione habló esta mañana con los medios y explicó que recibieron dos denuncias por el caso, una de la Municipalidad de San Francisco y otra de un propietario privado. Y que estaban “abocados” a la búsqueda de una solución. Alberione recibió a los vecinos hoy en Tribunales, donde les explicó las denuncias que había.

Al salir de la reunión, una de las vecinas explicó que volverían a los terrenos. “No nos vamos a mover de allá”, dijo.

Desde el municipio todavía no se pronunciaron al respecto, si bien desde la Secretaría de Desarrollo Social hubo un diálogo con estos vecinos, aunque los terrenos no son de propiedad municipal, sino que pertenecen a la Nación (al ex Ferrocarril Mitre).

Familias que ocuparon terrenos dicen que quieren pagarlos y que no se irán

“No tienen dónde ir”

Anahí, una de las ocupantes, habló con El Periódico y señaló que hace aproximadamente una semana están ocupando las tierras y que lo hacen por necesidad. “Somos muchas familias que tenemos niños y estamos con problemas. Algunos que estaban alquilando tienen que dejar la casa y no tienen a dónde ir”, señaló.

“Se hace muy difícil alquilar. Nosotros no queremos usurpar ni robar, queremos que nos den un lugar y tenemos la posibilidad de pagarlo”, agregó Jorge, otro de los vecinos.

“En Desarrollo Social nos tomaron los datos pero nos dijeron que no podían hacer nada, por eso vinimos a Tribunales a buscar una respuesta. Queremos tener nuestro propio hogar, como cualquier persona digna. En mi familia somos nueve viviendo todos en dos piezas, una cocina, comedor y un baño, en una casa súper carenciada y todos amontonados. No pedimos que nos den una casa, queremos pagar por los terrenos”, dijo Aldana, de otra familia que está en el lugar.

“Hay mucha gente que se rompe el lomo trabajando para poder tener su casa, y hay otros que van y se meten en casas y la Policía no le dice nada, eso no puede ser. Nosotros lo vamos a pagar, queremos tener nuestra vivienda”, señaló Miguel, de otra de las familias.

Familias que ocuparon terrenos dicen que quieren pagarlos y que no se irán