Marisa Leticia Rocco (66) esposa del ex presidente brasileño Lula da Silva (71), falleció hoy en San Pablo a causa de un accidente cerebro vascular (ACV) que sufrió hace más de una semana y que la mantenía en coma inducido.

Poco antes de la confirmación por parte de la legisladora, el propio Lula había publicado en su cuenta de Twitter que el estado de Marisa era "irreversible", y que la familia ya había autorizado la donación de órganos, afirmó Télam.