Este lunes falleció María Monserrat Álvarez (84), una mujer muy querida en el Hogar de Ancianos "Enrique J. Carrá", en donde llevaba viviendo 29 años.

La "Monse", como la conocían sus allegados, fue una mujer que se destacó por su personalidad activa y por sus tareas de beneficencia: no solo era una excelente compañera sino que también estaba siempre predispuesta a participar de tareas solidarias, como la tradicional feria americana que realiza la institución.

Nacida en España, llegó a Argentina cuando su madre, en la época de la guerra civil española, la entregó a unas monjas que escaparon en barco.

Pablo Arri, médico encargado del Hogar, recordó su llegada hace casi 30 años: "Ella llegó acompañada de las hermanas religiosas que se hicieron cargo en su momento de la función del hogar de ancianos, siempre como colaboradoras. Cuando las Hermanas se retiraron, ella quiso quedarse a vivir en el hogar de ancianos".

Falleció "Monse", una abuelita muy querida en el Hogar de Ancianos "Enrique J. Carrá"

"Fue colaboradora con el servicio de enfermería y con la feria americana, siempre fue muy activa. Era una señora que salía de viaje, iba a visitar a la que ella consideraba su familia, porque ella en realidad familia directa no tenía. Sí tenía a una gente muy amada en Córdoba a la que ella crió, siempre iba a saludarlos, viajaba y hacía algunas paradas turísticas en las Sierras. Ella se iba siempre entre Navidad y Año nuevo y volvía en febrero. Viajaba mucho, le gustaba, era muy activa", describió el médico.

En alguna oportunidad, Álvarez llegó a estar nominada a "Mujer del Año", distinción que llevaba adelante el Consejo Municipal de la Mujer.

Según conoció El Periódico, hace unos cuatros meses padecía una patología radicular que la llevaron a la silla de ruedas y, según contaron allegados, eso impactó negativamente en su estado de ánimo.

Además, "Monse" contrajo una neumonía que terminó desencadenando una falla cardíaca y falleció este lunes pasadas las 20.