Doli, Aurora, Patricia y Camila son bisabuela, abuela, madre y una bebé de tan solo pocas semanas, respectivamente; conforman un curioso caso de una familia de cuatro generaciones de hijas únicas mujeres. Algo que no se conoce todos los días.

Patricia Olmos (39) contó el singular caso de su familia a El Periódico. “Por línea materna somos mi abuela Doli, de 92 años, que por cuestiones de la vida tuvo una única hija, Aurora, de 66, que sería mi madre. Me tuvo a mi sola porque quedó viuda cuando tenía un año, así que no volvió a tener otra pareja. Ahora yo de grande cuando ya creía que no iba a ser madre, nació Camila para continuar la racha y acá estamos las cuatro felices y no cortamos el modelo de hijas únicas”, relató.

La mujer no tiene previsto tener otro hijo, por lo que la pequeña Camila será también hija única y continuará la cadena hereditaria

Patricia no conoce otros casos de familias con las mismas características de la suya. “Lamentablemente no sé lo que es pelear con un hermano”, se lamentó con una sonrisa.

Intuición

Patricia reconoció que su madre y abuela tenían un gran deseo de verla como madre y así transformarse ellas también en abuela y bisabuela, respectivamente. “Cuando quedé embarazada enseguida tuve la intuición de que iba a ser mujer y no nos equivocamos. Ya a los dos meses con la primera ecografía nos confirmaron que era mujer, mi mamá y mi abuela no veían la hora de hacer la primera foto con Camila”, recordó.

Las mujeres querían continuar la tradición de retratar a las generaciones de mujeres. En la anterior fotografía se encontraba la bisabuela, la abuela y la mamá con Patricia en brazos. Ahora la foto fue con Camila y se repitió la cadena con cuatro mujeres. ¿Continuará?