El jefe de Gabinete de ministros de la Nación, Jorge Capitanich, se sumó este martes a los repudios que llegaron desde casi todos los sectores que conforman el amplio abanico político y rechazó el nuevo exabrupto del titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, contra el ex presidente Néstor Kirchner.

"Quiero expresar el repudio más explícito a las declaraciones del dirigente sindical, Luis Barrionuevo, que me generan un fuerte impacto desde el punto de vista personal porque pretenden horadar la memoria de un amigo personal, presidente del partido y presidente de la Nación, Néstor Kirchner", aseguró Capitanich en su habitual contacto con la prensa en la Casa Rosada.

El secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) criticó el lunes pasado, en coincidencia con el 38º aniversario del golpe de Estado de 1976, la política de Derechos Humanos impulsada desde la Casa Rosada a partir de la llegada de Kirchner a la presidencia en mayo de 2003.

En declaraciones radiales, el catamarqueño aseguró que "este es el gobierno de la historia que más robó en nombre de los derechos humanos". Sin filtro, Barrionuevo dijo que el ex presidente Kirchner fue "un tipo que se robó cerca de 6 o 7 mil millones de dólares y se cagó muriendo a los 60 años, ese fue un avaro".

Barrionuevo no pudo precisar de qué manera calculaba esa cifra y  actualizó la más famosa de sus frases cuando durante el menemismo admitió que "tenemos que dejar de robar por lo menos dos años". Para que el país mejore "este gobierno (tiene que dejar de robar) 30 segundos", dijo el gremialista, quien este martes definirá junto al líder de la CGT Azopardo y referente del gremio de los Camioneros, Hugo Moyano, la fecha en que se realizará el paro nacional que impulsan.