El pasado 13 de enero se cumplieron cinco años del caso que conmocionó a toda la ciudad donde Elías Bruno, recién nacido, sufrió quemaduras en su espalda. En este contexto, la familia pidió que la sociedad y la Justicia no olvide el hecho y que se resuelva de una buena vez la causa.

"Cinco años ya y todavía seguimos acá, sin que el tribunal nos permita y ayude a demostrar al culpable. Que no se olvide, que mi hijo sufrió mala praxis en un sanatorio de esta ciudad, que todos ya saben dónde fue", apuntó Silvana Quinteros, la madre del pequeño que hoy se encuentra sano.

Entrevista a Silvana Quinteros en La Mañana de El Periódico FM 97.1

Cabe recordar que el bebé nació en el Sanatorio San Justo de San Francisco y luego fue derivado a Córdoba por la empresa privada de traslado SANAR a Córdoba capital. Una vez en el nosocomio de Córdoba los profesionales médicos detectaron las heridas por quemadura que había padecido el niño.

La familia asegura que pese a pasar tantos años el caso no se resolvió mediante un juicio, y que la fiscalía a través de una pericia sostiene que la quemadura se produjo por la exposición de una bolsa de agua caliente en la unidad de traslado.

Sin embargo, la madre está convencida de que las heridas fueron en la clínica local: "Que no se olvide el daño que le hicieron a mi hijo", dijo.

"En ese momento se había dado el caso Chocolate. Yo no tengo nada en contra del perro, pero en aquella oportunidad se había movilizado más gente por el perro que por mi hijo. Y la Justicia actuó mucho más rápido también", lamentó Quinteros en diálogo con La Mañana de El Periódico FM 97.1.

También agregó que no debe olvidarse el daño psicológico que esto le hizo a su otra hija Alma, quien "hasta el día de hoy llora por miedo a que su mamá se tenga que ir como en su momento tuve que dejar a mi hijita de un año y medio y viajar a Córdoba 15 días a estar en la UTI del Sanatorio Allende con Elías por una mala praxis, no por problemas respiratorios" como decían que tenía".

El caso

Elías sufrió graves quemaduras en su espalda y brazos en circunstancias aún no esclarecidas tras nacer en el Sanatorio San Justo y ser derivado de urgencia al Sanatorio Allende de Córdoba por un problema pulmonar.

Una de las hipótesis que tiene la familia es que pudo haber sufrido las lesiones en el sanatorio, en una balanza que se podría haber calentado con un caloventor.