A fines de este mes se cumplirán 95 años de la histórica primera nevada en San Francisco. El 29 o 31 de agosto de 1922, según la fuente que se consulte, la ciudad amaneció completamente cubierta de blanco.

La cercanía con la conmemoración de la festividad de Santa Rosa de Lima, fechada el 30 de agosto, hizo que se la recordara como la “nevada de Santa Rosa”.

La sorpresa fue inmensa para los lugareños, dado a que el fenómeno era la primera vez que ocurría. Y no volvería a repetirse en el siglo, sino hasta 2011.

“No pudimos abrir la puerta”

De aquella época se conserva el testimonio de un vecino, Francisco Delzoppo, el que fuera reproducido en 1981 en el primer número de la revista local “Propuestas”, conservada en el Archivo Gráfico y Museo Histórico.

Según sus memorias,  la sorpresa fue muy grande al encontrarse, esa mañana, con el manto blanco cubriendo la ciudad.

“Cuando nos levantamos para ir al trabajo no pudimos abrir la puerta debido a la nieve acumulada en la vereda. Fue realmente una novedad para la mayoría de nosotros. Recuerdo que luego vinieron las exclamaciones de asombro, el comentario de toda la gente”, cita la revista.

Delzoppo, que recordó que advirtieron la nieve muy temprano en la mañana, aseguró que la capa era de unos 10 o 15 centímetros y que a causa del fenómeno meteorológico muchos comercios permanecieron cerrados.

Asimismo, de su testimonio se desprende que algunos niños aprovecharon la ocasión paras fabricar muñecos, volviendo muchos con los zapatos mojados, y que la nieve permaneció en la copa de los árboles durante todo el día.

10 a 15 centímetros

Según un testimonio, fue la cantidad de nieve que se acumuló en las calles.