Ayer se llevó a cabo, en la Universidad Tecnológica Nacional, facultad regional San Francisco, el primer acto de la XXX colación, ocasión en la que se hizo entrega de los diplomas de carreras cortas y certificados de títulos intermedios, ante un salón colmado de público.

Así, los egresados de la Tecnicatura Superior en Programación y los acreedores de los títulos intermedios de las carreras de grado de la facultad, recibieron su diploma. Y Damián Bolatti, el alumno con mejor promedio de la tecnicatura, fue distinguido.

La noche sirvió, además, para conmemorar un nuevo aniversario de la creación de la Universidad Tecnológica Nacional, ya que fue el 19 de agosto de 1948 cuando se sancionó la Ley 13.229 que dispuso el origen de la Universidad Obrera Nacional, que luego pasaría a ser la UTN.

En ese marco, el decano de UTN, Alberto Toloza, expresó que “como universidad debemos mantener la llama que hace 69 años se inició, que tuvo sus altibajos y diferentes roles, pero que desde 1970 en San Francisco mantuvo un sostenido crecimiento y un incremento de su presencia en la sociedad sanfrancisqueña y de la región. Y eso es un orgullo para nosotros, porque sabemos que contamos con la calidad y calidez de nuestros docentes, con la excelencia en la atención de nuestros no docentes, con el aporte de nuestros graduados que se desarrollan en la ciudad, la región, en todo el país y el mundo”.

“La universidad forma, desarrolla capacidades, transfiere conocimientos, pero también se aporta desde el Centro de Estudiantes, las actividades sociales, deportivas y recreativas, el extensionismo universitario. Desde allí también la Universidad aporta su granito de arena para formar personas de bien”, agregó.